A paso lento, Assa comienza a concretar en la ciudad parte de sus promesas

Lo prometido por la empresa Assa a la comunidad esperancina hace dos años y medio, comienza a concretarse a través de una licitación que se realizará en julio. Se trata de la obra de desbarrado de la planta de cloacas. Juan Luring, de Assa, nos brindó detalles del trabajo que se realizará.

“Fueron invitadas seis empresas, algunas de la ciudad, otras del interior de la provincia e incluso de afuera, para tener la mayor cantidad de oferentes. El trabajo en sí consiste en desagotar un laguna y extraer todos los barros y depositarlos en la zona norte de nuestro predio, donde haríamos las cabas para depositar los barros para que se desactiven”, explicó Luring.

Luego, agregó que “una vez que la primera lagura esté en condiciones de usarse, se trasvasa el líquido de la segunda laguna a la primera y se hace todo el proceso con el quite del barro que está instalado ahí”.

En cuanto al tiempo que demandarán estos trabajos, aseguró que se completarán en “unos cuarenta días, aproximadamente, sin mediar las lluvias; pero es un trabajo que de acuerdo a lo que investigamos se puede hacer en ese periodo. Todo va a depender de las maquinarias que presente cada oferente, cuanto más equipo tengan, más rápido van a poder hacer el trabajo”.

Habrá mejoras, pero no las suficientes

“Lo que se busca es volver las lagunas a una situación del año 2000 cuando se hizo el trabajo anterior de desbarrado y ampliación y a partir de ahí, ver cuánto más se puede seguir ampliando la red cloacal en esta situación. El objeto es permitir que haya más vecinos que puedan usar el servicio“, aseguró.

Luring también señaló que “esta es una obra que la veníamos estudiando, a pesar de que se prometió hace dos años no es algo que se realice normalmente en la zona, por lo que tuvimos que recurrir a distintos asesoramientos técnicos para buscar la mejor alternativa”.

“Es una obra que no tiene que ver con lo que está necesitando la ciudad que es otro juego de lagunas, una cañería de impulsión, estaciones elevadoras que son necesarias para poder dotar de servicio a toda la ciudad”, aclaró.

Sin embargo, Luring aseguro que aunque no es lo que espera y necesita la ciudad, es una obra que mejorará la situación actual: “Es una medida para que conyunturalmente podamos seguir ampliando las redes y más vecinos puedan usar el servicio”.

Sobre el comienzo de los trabajos, dijo que todo dependerá de los servicios de ART, ya que el personal contratado va a trabajar con líquidos que no son barros comunes, y por lo tanto, hasta que la empresa no presente todos los planes de trabajo no se puede iniciar la obra porque el profesional que va a ejecutar el plan de ART tiene que tener todos los recaudos necesarios para evitar inconvenientes durante la manipulación de los equipos y sobre todo el depósito de los barros en este entorno”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *