Miguel Ángel Marchisio jucio san jerónimo norte

La tensión en la sociedad de San Jerónimo Norte es alta. La iglesia católica se manifiesta en contra del proceso judicial al médico. Las víctimas y testigos sufren presiones de parte del círculo del acusado

Miguel Ángel Marchisio es un médico generalista de 54 años que está en prisión preventiva desde julio de 2020 por ser acusado e investigado por dos abusos sexuales a pacientes menores de edad. Prestaba servicios y vivía en San Jerónimo Norte, donde también residen las víctimas.

Este lunes a las 8:30 comenzó el juicio. En el inicio la fiscalía solicitó que se desarrolle sin público para resguardar la intimidad e identidad de las denunciantes. La decisión fue confirmada por los jueces Nicolás Falkenberg y José Luis García Troiano, y el conjuez Néstor Pereyra. La prensa podrá acceder solo al veredicto, que será el viernes en horario a confirmar.

Habrá 15 testigos que brindarán declaración durante esta semana. De los cuales cinco son propuestos por la defensa y diez por el Ministerio Público de la Acusación (MPA). Marchisio es investigado como autor de los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante y abuso sexual simple, ilícitos que fueron atribuidos en concurso real por los fiscales Alejandro Benítez y María Celeste Minniti. Según informaron los representantes del MPA, los delitos fueron cometidos en octubre y diciembre del 2019 en perjuicio de dos adolescentes menores de edad, ambas de 16 años, en el Centro de Asistencia Médica (CAM) de San Jerónimo Norte. Este lunes estuvo presente junto a Marchisio, su defensor particular, Raúl Ochoa y Gómez.

“Los hechos se perpetraron en el marco de consultas médicas que el imputado brindó en un centro médico en San Jerónimo Norte. Las víctimas asistieron al centro de salud para ser atendidas, y en ese contexto, el imputado agredió sexualmente a las pacientes aprovechando su actividad como profesional de la medicina”, describieron los fiscales sobre la investigación en 2020. Según informaron desde el MPA las pruebas que se presentarán durante el juicio serán numerosas, entre ellas están las cámaras gesell.

Los testigos propuestos por el MPA llegarán a la ciudad de Santa Fe en un operativo de seguridad debido a la alta tensión que se sostiene en la sociedad de San Jerónimo Norte en los últimos dos años. La ciudad está dividida entre quienes sostienen, con el liderazgo del sacerdote Jorge Montini, la inocencia de Marchisio y quienes apoyan a las adolescentes denunciantes. Fuentes judiciales revelaron a UNO Santa Fe que es tal la situación de animosidad que hay, que testigos de la causa hasta perdieron sus trabajos por contar los hechos que vivieron junto a las denunciantes.

Montini fue noticia nacional varias veces por sus polémicas declaraciones contra el movimiento que defiende los derechos de las mujeres y disidencias al que calificó de «dictadura militar». Y pidió en numerosas marchas que liberen a Marchisio, detenido en un pabellón de la cárcel de Las Flores donde están alojados otros imputados o condenados «profesionales» por casos de abusos sexuales.

Esta semana Montini va a declarar a su favor, es uno de los testigos de la defensa. Convocó a protestar todas las mañanas frente a Tribunales en los horarios en que se desarrolla el juicio. Incluso para asistir a esas manifestaciones pusieron un colectivo que sale temprano desde la plaza central de San Jerónimo Norte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.