Abuelo esperancino denuncia que le quitaron a su nieta

Abuelo esperancino denuncia que le quitaron a su nieta. La Subsecretaría de Derechos de Niñez, Adolescencia y Familia decidió sacarle la tenencia a su mamá y a su abuelo, quien se acercó a PLAY TELEVISIÓN para denunciar la situación

Ángel Gavonne es abuelo de una nena de dos años, quien ahora se encuentra bajo el resguardo de la Subsecretaría de Derechos de Niñez, Adolescencia y Familia. El hombre explicó que su hija Yanina, mamá de la nena, “siempre estuvo en tratamiento por depresión con un doctor que atiende en Esperanza, porque para ella no es fácil. Es una chica que tiene familia, y acá ha ocurrido algo muy grave“, denunció.

Gavonne relató que el pasado 2 de noviembre, luego de una consulta médica, debieron concurrir a un Centro de Acción Familiar (CAF) “porque iban a venir asistentes sociales de Santa Fe, de Niñez”, y aclaró que “para que ellos vengan deben haber tenido información de un ente gubernamental de Esperanza”. Según su relato, el organismo habría atendido una denuncia vinculada a la salud mental de la madre de la nena.

Desde el día que se la llevaron no sabemos dónde está y no la vimos más. Estoy desesperado

“Concurrimos, y apareció una persona diciendo que venían a buscar a la nena con argumentos enfundados y lo voy a mostrar con documentación. Es una nenita que tiene su familia, tiene todas las vacunas y acá vinieron y se la llevaron como un perro. Cuando la subieron al auto llamó a la mamá, como dándose cuenta que se la estaban llevando”, lamentó el hombre.

Gavonne indicó que esperaron un tiempo, pero que ya cuentan con abogados “que se están dedicando al caso. Se le pidió al organismo que revean lo sucedido. No nos dieron ninguna respuesta a lo que se les está reclamando, que es que devuelvan a la criatura.

“Desde el día que se la llevaron no sabemos dónde está y no la vimos más. Estoy desesperado porque se trata de una nena de dos años y es mi nieta, decidí venir a los medios para aclarar la situación y que se sepa la verdad”, añadió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *