Dos muertos y tres heridos de gravedad en accidentes durante la tormenta

Accidentes durante la tormenta de viento y tierra que afectó a la región. Hubo varios siniestros viales en rutas y autopistas de la provincia que dejaron, además, 15 heridos leves.

Dos personas perdieron la vida y tres permanecían internadas en estado grave tras protagonizar accidentes de tránsito este miércoles por la tarde en medio de la fuerte tormenta de viento y polvo que azotó a gran parte del territorio santafesino y que motivó el cierre temporal de rutas y caminos, entre otras medidas.

En estos siniestros hubo al menos 30 vehículos involucrados y 15 heridos leves, de acuerdo a informaciones iniciales de la Agencia Provincial de Seguridad Vial y la Policía provincial.

Una de las víctimas fatales se registró en el KM 33 de la Ruta Nacional 34, donde chocaron tres camiones. Mientras, una mujer de 70 años (oriunda de la localidad bonaerense de Temperley) murió en un accidente múltiple registrado en la autopista Rosario-Córdoba, a la altura de Correa.

Tempestad de polvo

Eso fue lo que se desató ayer en algunas zonas de la región, donde los fuertes vientos se combinaron con la presencia de mucha tierra en los campos, que se levantó, generó verdaderas nubes y provocó numerosos accidentes, dos de ellos fatales.

Las inclemencias del clima provocaron numerosos accidentes en las autopistas que unen Rosario con Córdoba y con Buenos Aires, además de las rutas 34, 33, 26S y la vieja ruta 9 (hoy 1VN9).

La tormenta se desató por la tarde, cuando el viento comenzó a remover el polvo de los campos y redujo la visibilidad prácticamente a cero. Se produjeron accidentes en la autopista a Córdoba, a la altura de Correa y Armstrong; en la provincial 26S, a unos tres kilómetros del casco urbano de Casilda, donde se produjo un choque múltiple, y otro sobre la misma ruta, entre Casilda y Fuentes, donde chocaron un colectivo y un camión; en la 178, cerca del cruce con la 9 vieja; en esta última, entre Cañada de Gómez y Armstrong, en la 34, y en la ruta 33, tanto entre Casilda y Pujato como entre Pujato y Zavallaz.

La zona de Correa fue un caos. Allí, tanto en la autopista como en la vieja ruta 9 se produjeron siete accidentes, según reportó la prensa local: tres en la mano a Córdoba de la doble traza, dos en la que va a Rosario y dos en la 1VN9. En uno de ellos se registró una víctima fatal, identificada como Raúl Alejandro Hernández, de 70 años, oriundo de la localidad de Temperley, partido de Lomas de Zamora, provincia de Buenos Aires. Este hecho se produjo entre las 15 y las 15.30. El hombre iba a acompañado por su esposa. Aunque la mecánica del hecho aún está en investigación, aparentemente en plena tormenta de viento recibió un golpe el vehículo en el que se trasladaba, se detuvo, bajó del automóvil y fue arrollado por un camión. El vehículo era un auto que anteriormente se utilizaba como taxi.

Desde distintos organismos como la misma APSV y los municipios, lanzaron un alerta y pidieron a la gente que no saliera a la ruta debido a la tormenta de tierra y viento que afecta la visibilidad.

Casilda y su zona también fueron especialmente castigadas. Allí se combinaron las altas temperaturas, que superaron los 30 grados, con las primeras ráfagas del viento del sur. Mientras tanto, un inmenso arco de señalización vial cayó sobre la cinta asfáltica en la ruta A-012, en el cruce con la 9 vieja, lo que obligó también a interrumpir el tránsito.

En la autopista Rosario-Córdoba, el tránsito debió interrumpirse por el temporal de viento. Fue a la altura de Cañada de Gómez, en ambas manos, producto de la escasa visibilidad.

Protocolo

Las autoridades de Defensa Civil y Seguridad Vial de la provincia mantuvieron a primeras horas de la tarde de ayer una reunión evaluativa de la situación ante la inesperada tempestad de polvo que cubrió la región y por la cual desde la APSV se recomendó fuertemente no salir con ningún tipo de vehículo a las rutas.

El director de Defensa Civil, Marcos Escajadillo, destacó que “la novedad de esta tormenta es la gran presencia de polvo suspendido en el aire, producto del fuerte viento sobre guadales resecos en los caminos de tierra”, y en materia de daños materiales confirmó la caída de un gran cartel indicador vial en un tramo de la ruta nacional A-012 entre la autopista Rosario Córdoba y la vieja traza de la ruta 9. El titular de defensa civil destacó luego que el protocolo aplicado en la ocasión es similar al utilizado en caso de fuertes neblinas.

Desde la Agencia Provincial de Seguridad Vial, Fernando Pivirengo confirmó la aplicación de un protocolo de seguridad y la interrupción del tránsito en la autopista Rosario-Santa Fe a la altura de los peajes.

También se tomaron medidas en la 19 y la 9, aunque el funcionario aclaró que el corte de la autopista fue dispuesto por los Bomberos y la empresa concesionaria del peaje.

Las medidas incluyeron también el balizamiento de los corredores y un patrullaje permanente. El jefe de Bomberos de Casilda, Federico Celsi, dijo que “nunca antes” se había vivido y visto una situación de este tipo en la zona. En otras ocasiones, la presencia de lluvia hacía cesar el fenómeno, pero este caso fue realmente atípico para la zona.

Habían pasado las 20:00 cuando Seguridad Vial informó que el tránsito ya estaba normalizado y se había recuperado la visibilidad en las distintas rutas y autopistas afectadas. No obstante, y ante la posibilidad de que se repitieran condiciones similares durante la noche o madrugada recomendaron tomar las precauciones necesarias en caso de tener que circular.

Fuentes: El Litoral – La Capital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *