Ahora con candados: Cambio de hábitos tras la ola de robos en la ciudad

Una breve recorrida por la ciudad muestra un importante cambio en las costumbres de los esperancinos: ahora, la mayoría de las motos estacionadas en la vía pública tienen candado. Esto ocurre una semana después de una serie de robos que conmocionaron a la ciudad.

La semana pasada, al menos tres esperancinos fueron víctimas del robo de sus vehículos. En el caso más polémico, el propietario de la moto robada estuvo en contacto con los ladrones, viajó a Santa Fe, y pagó el rescate de su vehículo; poniendo en riesgo su seguridad y dándoles a ellos la posibilidad de obtener lo que quieran mediante el delito.

Lamentablemente, estos hechos no son aislados en la ciudad, ya que este tipo de delitos se repite con cierta regularidad, pero la impunidad con la que actúan los delincuentes hizo que muchos vecinos implementaran mayores medidas de seguridad, como la utilización de un candado, una barrera más contra la inseguridad.

¿Qué opinás de este cambio?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *