Desde el Samco enseñan qué hacer ante picaduras de alacranes

En diciembre y enero hubo más de una docena de consultas en el Hospital de Esperanza. Por eso, desde el Samco enseñan qué hacer ante picaduras de alacranes.

Si bien el temor por las picaduras de alacranes llevó el tema a todos los medios nacionales, la presencia de estos arácnidos es común en los veranos esperancinos. Así los destaca el director del Samco, Federico Detarsio, quien recordó que “tiene que ver con la temporada de verano. Ocurre todos los años, no es una novedad para nosotros, las consultas básicamente de guardia son por picaduras de alacrán”.

El médico detalló que en diciembre hubo unos seis casos de picaduras y en enero otros siete. Afortunadamente, todos los casos fueron leves. “Algún niño tuvo que ser trasladado y requirió el suero específico pero por la edad. Todos de buena evolución y es algo a lo que estamos relativamente acostumbrados”, reiteró.

Detarsio recordó que los chicos son los más vulnerables a estas picaduras. “Los niños son los que están expuestos a este tipo de cosas por estar jugando en el piso, descalzos y demás”, señaló.

¿Qué hacer ante una picadura?

El médico aconsejó que “si sabemos que nos picó un alacrán, hay que colocar hielo y consultar rápidamente al centro asistencial”. Por el contrario pidió “no intentar ninguna otra maniobra, ni torniquete ni cremas antialérgicas, ni antibióticos, ni analgésicos, ni nada”.

“Hielo porque provoca vasoconstricción y hace que se absorba menos la toxina”, explicó. “Si se puede capturar el alacrán para poder determinar de qué especie se trata, mejor”, agregó y reiteró que es importante consultar rápidamente al médico.

Detarsio dijo que es difícil confundir la picadura del alacrán, ya que el animal “no se desplaza a gran velocidad”, por lo que debería estar cerca de la persona afectada y además. porque “la picadura provoca un dolor muy intenso, agudo e inmediato“.

Sin embargo, destacó que “la picadura es indistinguible, generalmente es una lesión sangrante y no mucho más. No tiene características específicas que nos permita determinar que es de alacrán. En general es una lesión única con enrojecimiento y dolor”, repitió.

Cómo evitar picaduras

La primera medida de prevención es evitar las picaduras. Para hacerlo, Detarsio recomienda “evitar lugares donde se encuentran los alacranes, como cúmulos de basura o de escombros, las cortezas de los árboles y recordar que tienen hábitos nocturnos”, por lo que es más fácil encontrarlos luego de la tardecita.

El médico aconsejó “colocar burletes debajo de las puertas que nos comunican con el patio, mosquiteros, o tener las ventanas cerradas” para evitar que los alacranes que puedan estar en el patio ingresen a la vivienda.

También pidió “sacudir las sábanas antes de acostarnos y tratar de no dormir en el suelo. Además, es bueno bloquear rejillas con telas metálicas para que no ingresen por las cloacas al domicilio”.

Recordar también sacudir el calzado, tanto de niños como de adultos. En lo posible, no dejar ninguna vestimenta ni nada que vaya sobre el cuerpo en el suelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *