Allanaron las oficinas de Administración y Finanzas de la Policía

Allanaron las oficinas de Administración y Finanzas de la Policía. El procedimiento se realizó este jueves a la noche por orden del fiscal Apullán. Se secuestró material relacionado a la causa de corrupción policial. Hay un profesional detenido.

Personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria y de Asuntos Internos allanó esta noche las oficinas de Administración y Finanzas de la Policía de la Provincia.

Estas oficinas funcionan en el edificio del Ministerio de Seguridad en calle Primera Junta.

El allanamiento se realizó a las 21:30 horas del jueves por orden del fiscal Roberto Apullán. En esa oficina se desempeñaba un profesional de Ciencias Económicas, actualmente detenido.

Durante el allanamiento, que se extendió un par de horas, se secuestró importante cantidad de material relacionado a la causa de corrupción por la que ya hay policías detenidos. Entre ellos, está imputado y con prisión domiciliaria, el ex jefe de la policía, Rafael Grau.

Imputaciones

El pasado miércoles el fiscal Roberto Apullán imputó a cinco civiles y tres policías, entre ellos el exjefe Rafael Grau, en la causa que investiga la defraudación al Estado por medio de arreglos no realizados a móviles pertenecientes a la policía provincial.

El funcionario le atribuyó a los ochos detenidos el delito de asociación ilícita y defraudación del Estado en 16 hechos por un monto total que asciende a $96.616,37 tras acusarlos de haber formado una organización que por medio de facturaciones irregulares se beneficiaron de determinados arreglos de unidades que nunca fueron reparadas en dos talleres mecánicos.

En tanto, las distintas defensas de los imputados terminaron acordando con la fiscalía la “duplicidad del plazo de detención” por lo que se determinó que la audiencia de tratamiento de la prisión preventiva no se efectué hoy viernes -tal como lo prevé el Código Procesal- sino que pase al lunes 18 de septiembre en horario a definir por la Oficina de Gestión Judicial (OGJ).

La atribución -provisoria- de los delitos establecidos por el fiscal Apullán puso el eje en los meses de enero del año pasado, fecha en la que se produjeron la mayor parte de las facturaciones de los talleristas que “intervinieron” los móviles policiales.

La investigación, cuyo inicio se dio a partir de una denuncia “anónima” que llegó al despacho del ministro Maximiliano Pullaro, detectó que en enero del año pasado ingresaron al D4 varias facturas por servicios prestados en los talleres mecánicos “Los Hermanitos” y TC Repuestos. Desde arreglos de tren delantero, tapa de cilindros, cambios de filtro aire y aceite, hasta reparaciones en ópticas fueron algunas, entre tantas, de las anomalías registradas en la investigación.

Por ejemplo, una de las 16 facturas analizadas en la pesquisa judicial detectó que el taller “Los Hermanitos” cobró, el 16 de marzo del 2016, por la reparación de ópticas y reparación de chapa y pintura del móvil 3904 un monto de $4.660. Cuando dicho móvil fue analizado por peritos de la Gendarmería Nacional se cotejó que nunca había sido arreglado. De esa manera, figuran los otros 15 hechos investigados por la justicia provincial.

Fuente: El Litoral – Diario Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *