Violencia en el fútbol: “Debemos preguntarnos si al ir a la cancha estamos retroalimentando este circo”

Violencia en el fútbol. El mundo del deporte vuelve a estar de luto. En esta ocasión, por la muerte de Emanuel Ezequiel Balbo, a causa del fuerte traumatismo de cráneo sufrido luego de haber sido lanzado al vacío desde una de las tribunas del estadio cordobés Mario Alberto Kempes. El joven se encontraba peleando por su vida en el Hospital de Urgencias de la provincia de Córdoba desde el sábado, día en que se llevó a cabo el clásico entre Belgrano y Talleres de Córdoba.

Durante el entretiempo, el joven se encontraba sentado en la tribuna popular norte Daniel Alberto Willington. En ese preciso momento, comenzó una discusión que derivó en la agresión hacia él de varios simpatizantes de Belgrano. Baldo comenzó a bajar los 25 escalones que lo separaban del piso, mientras intentaba eludir los golpes y empujones que recibía del resto de los hinchas del conjunto Pirata.

Al llegar a la baranda que delimita la quinta entrada de la tribuna Willington, aturdido por la golpiza, y en el medio de los golpes, fue arrojado 3,60 metros, hasta los escalones y la baranda de las escaleras del ingreso a dicho sector. El hecho fue registrado por las cámaras de televisión.

El presidente de Juventud, Alberto Quiñonez, apunta a una problema cultural y asegura que los simpatizantes del fútbol pueden ayudar a cambiar la situación a partir de “pequeños gestos”.

Quiñonez recordó que durante el verano la ciudad vivió un evento que incluyó a los seis clubes de fútbol. “Organizamos una copa donde pudimos convivir los seis clubes en una misma cancha, una misma noche. Durante los siete partidos que duró la copa no se generó ni un solo hecho, a pesar de tener una entrada única en cada estadio y de convivir las hinchadas durante toda la noche”.

“Lamentablemente, a nivel profesional esto no se da. Hace mucho tiempo que esto es una situación crítica. Se tomaron medidas paliativas, como prohibir las hinchadas de visitantes, en algunos casos dio resultados, en otros no”, señaló.

El dirigente aseguró que “este hecho que ocurrió el fin de semana nos tiene que prender una luz de alerta y en mi opinión personal considero que es una cuestión cultural. No estamos preparados como sociedad para participar de un evento colectivo de estas características”.

“También debe prender una luz de alerta, fundamentalmente, a los dirigentes de los clubes. Empezar con esa medida de delimitar el acceso a ciertas personas. La dirigencia del fútbol argentino debería tomar cartas en el asunto de manera inmediata y el sector político también debería tomar nota de esto y trabajar decididamente en medidas drásticas para poder cortar o frenar esto”, explicó Quiñonez.

Los hinchas tiene herramientas contra la violencia

El dirigente esperancino señaló que no se trata de un hecho aislado. “Este hecho de violencia es uno de los tantos que ocurren en los partidos. Cada vez que hay un partido hay muchas cosas que no salen a luz, desde simples arrebatos de celular y de billeteras, hasta rotura de vidrios para robos de estéreos o robos de autos. Es todo un montón de efectos negativos que se generan en torno a un simple evento deportivo. Recordemos que es un simple partido de fútbol, donde hay 22 deportistas corriendo detrás de una pelota, simplemente eso”, apuntó.

“Nosotros hemos magnificado y llevado a un extremo el ser simpatizantes de un club y ciertos malvivientes aprovechan esa situación para sacar provecho. Esto es consecuencia de la realidad por la que atraviesa el fútbol argentino. Tenemos una AFA fundida, sin recursos, al igual que loS clubes”, detalló.

Debemos preguntarnos si al ir a la cancha todos los fines de semana estamos retroalimentando todo este circo.

Quiñonez aseguró que los simpatizantes pueden ayudar a revertir la situación. “Nosotros, el hincha, tenemos la herramienta en nuestra mano: dejo de concurrir hasta que no estén dadas las condiciones. ¿Qué pasa si dejamos de concurrir a los estadios durante un mes. En cierto modo estamos retroalimentando todo esto al momento que pagamos una cuota de socio o pagando una entrado. En cierto modo estamos colaborando para que esto se siga potenciando”, señaló.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *