Aumenta la luz la próxima semana y el gas en abril

Aumenta la luz la próxima semana. Desde el 1° de febrero regirán nuevos cuadros tarifarios, con un incremento estimado de 40%, aunque aún no está definido.

El objetivo oficial de reducir la inflación chocará el mes próximo con la otra gran meta del Gobierno de Mauricio Macri: achicar los subsidios del Estado a la energía y de esa manera reducir el impacto fiscal de las asistencias al sector privado. Eso se debe a que desde el próximo miércoles aumentará la electricidad en todo el país, y le pondrá más presión al índice de precios al consumidor de febrero.

Fuentes oficiales explicaron a la prensa porteña que la cifra final de aumentos aún no está definida. Eso se debe a que el ENRE, el ente que regula al sector eléctrico, debe dar su opinión definitiva con respecto a los pedidos de cada uno de los actores.

En noviembre, además, podría haber una nueva suba que aumente el denominado precio mayorista de la energía, que reciben las generadoras. Su futuro dependerá de la marcha de la inflación, dado que podría suspenderse si el Gobierno está lejos de su objetivo del 17% anual.

En base a los números que difundió el Gobierno, la consultora Abeceb estimó el impacto de los servicios públicos sobre la inflación en el primer semestre del año. Según cálculos provisorios, las subas de la electricidad, el gas (se aplicará en abril) y el transporte le aportarán 3,3% al encarecimiento de los precios entre enero y junio, una cifra cercana a la que se acumularía en un bimestre. No parece llamarle excesivamente la atención a Mariano Lamothe, uno de sus economistas. Explica el motivo en pocas palabras: “El año pasado, en la misma época, la inflación por servicios regulados rondó el 15%”, recordó.

Los consumidores responsables a partir del mes próximo recibirán un premio. Se debe a que quienes ahorren entre 10 y 20% tendrán una bonificación del 22% sobre la energía consumida, mientras que quienes reduzcan en más de 20% su consumo, reducirán 38% el precio que pagan. En ambos casos, los descuentos se aplicarán sobre los cargos variables de la factura, no sobre los fijos.

Pese a los aumentos de 2016, hoy los usuarios pagan aproximadamente un 30% de lo que cuesta producir la electricidad. La intención oficial es que esa cifra se estire a fin de año hasta el 50%. La diferencia, como en los últimos años, la seguirá pagando el Estado a través de subsidios.

 

Fuente: La Nación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *