Aumento del gas: ¿Cómo debemos leer la boleta de Sapem?

Explicaciones desde Sapem. El gerente de la entidad, Gerardo Andreoli, estuvo en los estudios de Enfoques y detalló los cambios en la facturación. Además, explicó cómo se debe leer la factura y evitar confusiones.

El gran incremento en la tarifa del gas provocó distintas reacciones entre los vecinos de la ciudad, y muchas dudas. Desde Sapem explican cómo leer las facturas y cómo ahorrar en el consumo para evitar grandes aumentos.

Según explico Andreoli, desde hace un año a esta parte, el cuadro tarifario cambió en tres oportunidades: “En el invierno pasado, el gas que se vendía en aquella oportunidad estaba con una medida cautelar, por lo tanto, tampoco era el valor con el que gas llegó el 31 de marzo, porque a partir del 1 de enero se cayó la cautelar”. A partir de entonces, se aplicó un nuevo cuadro tarifario, que luego volvió a cambiar por los topes que aplicó el gobierno nacional.

“Uno de los temas centrales para comparar es el de gas es tener en cuenta el volumen del gas que se consumió y el segundo es si el usuario ahorró o no“, luego agregó que no se puede comparar este bimestre con el mismo del año pasado, porque en 2015 hizo calor y el consumo fue menor.

“Si al valor metro cúbico de la facturación de enero/febrero le aplicamos el 400 por ciento, obtenemos el límite del valor que puede cobrar Sapem. Hay un valor que se llama cargo fijo que aumentó y después el cargo variable que incluye los metros cúbicos”.

Categorías de consumo

Andreoli explicó que “las categorías están dadas por el volumen de consumo del último año, son los últimos seis bimestres; y puede cambiar de un bimestre a otro. Cambiar la categoría también implica bajar el valor de metro cúbico de gas“.

“La categoría R1 es la más baja, que son los usuarios que consumen hasta 500 metros cúbicos por año. La categoría más alta es la R34, que incluye a usuarios que consumen más de 1800 metros cúbicos por año. Para el caso del cuadro nuevo, todo depende si el usuario categoría R1 ahorró o no ahorró; si no ahorró, un R1 tiene que pagar 2.27 pesos por metro cúbico, mientras que el usuario R1 que ahorró, pagará 1.39 pesos; es decir, casi la mitad”, detalló.

“Lo mismo ocurre para el R34; sin ahorro, un usuario R34 deberá pagar 4.96 pesos por metro cuadrado, pero con un ahorro mayor al 15 por ciento, va a pagar 4.11 pesos. No está la sensibilidad que tiene el consumo menor, pero es más bajo el costo”, señaló.

Finalmente, el empresario también señaló que “casi por un 60 por ciento de las viviendas de Esperanza están en las categorías más bajas; mientras que las categorías más altas están dadas por un uso casi desaprensivo del gas, como era barato la gente ni se fijaba como usarlo, ahora evidentemente está adoptando otra actitud. Nuestro país duplica en consumo de gas a otros países de la misma latitud, que tiene el mismo frío promedio”. concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *