Se cayó la licitación de la autopista Rosario – Santa Fe

La licitación de la autopista Rosario – Santa Fe no prosperó. Así lo confirmó el ministro de Infraestructura y Aguas, José Garibay, quien señaló que el proceso que se había puesto en marcha para que la administración del corredor vial quedara nuevamente en manos privadas no cubrió las expectativas y se estudian otras alternativas.

“Estamos en término de tomar una definición sobre el tema”, advirtió Garibay. Y añadió: “Como venimos comentando, la licitación para la concesión con una sola oferta no nos satisface. Dado el planteo que han hecho nuestros propios legisladores, sobre la posibilidad de que sea el Estado quien administre el corredor ya que no hay una inversión que haga el privado, esta semana el gobernador (Miguel Lifschitz) va terminar de tomar una decisión sobre qué pasos seguir: si seguimos con la concesión o si establecemos este modelo de gestión pública de fideicomiso”, adelantó el funcionario.

El 2 de mayo pasado se habían abierto los sobres con las ofertas técnicas para la concesión de la autopista, y hubo una sola presentación: la UTE integrada por las firmas Supercemento y Edeca, la misma que estuvo envuelta en una fuerte polémica en 2010 cuando el entonces gobernador Hermes Binner le adjudicó de manera directa y sin licitación este corredor vial. Pero ahora, y tras el anuncio de Garibay, este nuevo intento por volver a convertirse en concesionarios se frustró.

El ministro también ratificó que, en cualquiera de los casos, está garantizada la continuidad laboral del personal que actualmente trabaja en la autopista, y aclaró que para la revisión de las actuaciones que se realizaron hasta el momento “existe la posibilidad de contratar consultorías y otra de desarrollo a partir de los distintos organismos técnicos que tiene el propio estado”.

Fuente: La Capital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *