Desde el martes, la provincia toma las riendas de la autopista Santa Fe-Rosario

La provincia toma las riendas de la autopista Santa Fe-Rosario. La semana pasada se produjo el traspaso de todo el personal que se desempañaba en Arssa a la nueva administración: un fideicomiso, dirigido por el Banco Municipal de Rosario. “Un servicio de calidad”, es el objetivo que se proponen desde Vialidad Provincial.

Desde el martes, la provincia se hará cargo de la administración de la Autopista Santa Fe – Rosario. De esta forma, Arssa dejará finalmente de tener la concesión del corredor. El proceso de desvinculación había generado polémica debido a los compromisos incumplidos por parte de la prestataria que obligaron al gobierno a tomar esa decisión.

La semana pasada se produjo el traspaso de todo el personal a la nueva gestión. Un fideicomiso, administrado por el Banco Municipal de Rosario se ocupará de pagar los sueldos, del mantenimiento general del corredor y de garantizar los servicios, entre ellos el de emergencia. En tanto, la provincia financiará todas las obras.

El fideicomiso permitirá seguir percibiendo el cobro de peajes, con el mismo precio, y mantener las fuentes de trabajo para los empleados. No tendrá la libertad de fijar tarifa, aunque podrá solicitar un incremento ante el gobierno.

El director de Vialidad Provincial, Pablo Seghezzo destacó el “esfuerzo que hace el gobierno de la provincia para mantener las fuentes laborales de todo el personal de Arssa”. Además, indicó que el traspaso se realizó sin inconvenientes.

El funcionario destacó la decisión política adoptada. “Es un desafío muy grande. Sabemos que tenemos mucho trabajo por delante. Esperamos realmente en el mediano plazo poder estar mostrando algunos resultados”, apuntó. En ese sentido, desde el gobierno pretenden para el próximo año dar señales claras respecto a los avances en cuanto a obras y a servicios al usuario. “Es una puesta importante hacia los servicios de calidad que podemos prestarle a los usuarios”, añadió Seghezzo

El responsable de Vialidad Provincial afirmó que “la idea de recuperar la administración de la autopista marca claramente la política que piensa desarrollar el gobernador Miguel Lifschitz”

La decisión de la provincia de hacerse cargo del corredor fue luego de que una nueva licitación no prosperara. La única oferta que se presentó el 2 de mayo no dejó satisfecho al gobierno, proceso que venía siendo vigilado por legisladores provinciales quienes habían advertido sobre “perjuicios millonarios a la provincia” tras rescindir el contrato con Arssa.

Obligaciones del nuevo concesionario

La seguridad vial será responsabilidad del nuevo administrador, que deberá hacerse cargo de los servicios generales del corredor, garantizando la asistencia de ambulancias en caso de ser necesario.

Además, el fideicomiso se va a ser cargo del cobro del peaje, del pago de los salarios y de todos los servicios al usuario. También del desmalezamiento y de la prevención de accidentes y servicios de emergencias”, señaló

Por su parte, el gobierno provincial va a solventar todas las obras que se realicen. Entre ellas, se destaca la repavimentación de la misma. Además, el dinero sobrante de la recaudación por el cobro del peaje tendrá como destino el fondo de obras públicas.

Fuente: Diario Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *