Debate: ¿habrá más seguridad si se aprueba la baja de imputabilidad?

El gobierno Nacional impulsa un proyecto que busca bajar la edad de imputabilidad. En Esperanza, se reiteran las situaciones delictivas protagonizadas por menores. Sin embargo, muchos vecinos opinan que bajar la edad de imputabilidad no es una solución a los problemas de seguridad. Mirá lo que dijeron

El ministro de Justicia, Germán Garavano, dio a conocer que el Gobierno busca modificar el régimen penal juvenil y bajar la edad de imputabilidad de 16 a 14.

Los casos de hechos delictivos protagonizados por menores de edad no son aislados, aunque tampoco hay estadísticas oficiales al respecto. Sin embargo, la atención de la prensa y de toda la sociedad en casos como el de Brian Aguinaco, el chico baleado por motochorros en Buenos Aires, reabren el debate.

El presidente Mauricio Macri firmaría el decreto para convocar a una comisión especial para elaborar el anteproyecto que modifique la edad de imputabilidad de 16 a 14 años, con distintas escalas según el delito cometido. El anteproyecto se debatirá durante este año y en 2018 se trataría en el Congreso.

Uno de los puntos más discutidos anticipa ser el de las condenas. Según trascendió, la intención del Gobierno es que la pena de prisión sea sólo para los casos más graves, como homicidios, violaciones y delitos con armas.

Además, la reforma está orientada a la inserción de los jóvenes más que al castigo y al cumplimiento de la condena, en línea con lo que señala la Convención sobre los Derechos del Niño, que en la Argentina tiene jerarquía constitucional.

En Esperanza

En nuestra ciudad, fueron varios los hechos delictivos en los que participaron menores. Hace sólo unos días, un niño de 10 años fue detenido mientras robaba en el Club Defensores del Oeste junto a otros menores. Una situación que conmocionó a la ciudad.

“En principio, cuando tienen 13 o 14 años y están robando, uno piensa que tiene que haber alguna manera de solucionarlo. No sé si bajar la edad va a solucionar el problema de fondo, que no es la edad de los chicos, sino la educación, la formación, de dónde vienen… sería una manera de frenar un poco la cosa. Para mi la solución es trabajo y educación“, aseguró una señora.

Un joven se mostró un tanto indeciso. “Por un lado me parece bien, pero por otro no. Los límites tienen que venir de la casa. Si los padres ponen los límites que corresponden, los menores no tendrían que delinquir. Por otro lado estaría bien porque muchos de los arrebatos y delitos contra la propiedad son producidos por menores. Por eso tienen que poner un límite”, explicó.

Mientras que otra señora también apuntó a la educación como pilar fundamental. “A mi me parece que es falta de educación. Depende de la casa, los padres tienen que hacerse cargo. Estoy de acuerdo, pero tenemos que empezar por los padres, que sean responsables de lo que hacen los chicos”, dijo.

Otro vecino señaló que es un tema”muy complejo, pero vemos gente que cae por un niño de 13 o 14 años y ¿nadie puede hacer nada? Es muy chico, pero no tiene derecho a llevarse la vida de cualquiera. Sería bueno una pena que no fuera tenerlo en la cárcel, porque ahí es peor, pero que se de cuenta que estuvo mal lo que hicieron, que no lo hagan más. Para eso tiene que haber gente capacitada. Sería una buena medida, concluyó.

A eso mismo apuntó otra señora que considera que la modificación “está muy bien, porque así van a estar encerrados y pueden aprender algún oficio, sino están en la calle”.

Finalmente, un chico más joven dijo que estar de acuerdo con el cambio, ya “que la ley tiene que ser igual para todos. Si tiene 12 años y tiene la conciencia para comer el crimen, entonces puede estar en la cárcel. No sé si bajaría el delito, pero sí sería más justa la ley“, aseguró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *