Cansado de la inseguridad: “Si siguen robando es porque hay gente que lo compra”

Tras sufrir continuos robos, un vecino de barrio Aarón Castellanos llamó al equipo de Play Televisión para contar el martirio que vive tras los constantes hechos de inseguridad.

Su vivienda se encuentra ubicada en calle Tierra del Fuego al 400 y ya le tocó vivir innumerables hechos de robo. Admite que no denunció todos los episodios, pero en las últimas horas ingresaron a la propiedad y robaron elementos de gran valor sentimental.

“Uno, a veces confiado, deja cosas en el galpón y empezaron a faltar. Casi todo en la misma semana y al principio no le di bolilla, pero después me habían sacado algo más grande, primero me faltó un enganche de una camioneta Hilux, después me faltó una bicicleta de mi hijo que no la entró por fiaca, era playera color roja, casi nueva, y era la única mobilidad que tenía para ir a la escuela. Ahora se complica un montón porque hay que llevarlo y traerlo o salir a buscar otra bicicleta, con el costo que tiene”, comenzó relantando el padre de familia.

Yo sé que lo roban para venderlo y comprar lo que ellos necesitan, pero ahora ya entraron a mi casa. Anoche, cuando volví alrededor de las 12:00 de la noche vi que había un cerrojo y me puse a mirar, acomodé un poco las cosas y no se me dio por ir al lavadero, y hoy nos desayunamos con que habían defecado dentro de un fuentón y faltaba un jabón de seis kilos. Ahora a la tarde me di cuenta que faltaban siete rieles”.

El hombre detalló las características de los elementos faltantes, ya que tienen un gran valor sentimental para él y su familia: “Un riel es blanco, que era la caña sola; y los otros eran tres rotativos, uno de color azul, otro verde y otro negro, con la caña verde y negra, otra medio plateadita con rojo; y también los dos frontales que eran de mi hermano, es un recuerdo que tengo de él. Es un huevito gris marca Banax, con una cañita roja cortita y el otro color azul, con una caña roja; eso es lo que más me duele”.

En cuanto al procedimiento luego del robo, el vecino explicó que aún no había hecho la denuncia: “No la pude hacer, fui a la Comisaría y le avisé. La otra vez tampoco porque que te roben la bici es moneda corriente, hay que hacer la denuncia pero es algo engorroso y no la hice. Ahora voy a ir porque ahora ya me entraron a mi casa, no es que lo sacaron del patio, ya se tomaron ese atrevimiento”, lamentó.

Y agregó: “Yo creo que son chicos, que son adolescentes que por ahí se sabe quienes son, son menores y uno prefiere no decir nada, pero ya no nos salvamos ni los que somos del barrio”.

“El barrio estaba tranquilo, a mi nunca me había faltado nada. Ahora ya como que se cebaron y cualquier cosita que hay vendible, entran y la roban”, señaló el hombre.

Impotencia e indignación

El vecino también señaló la desagradable sensación que se vive luego de que un delincuente ingresa en tu propiedad: “La verdad que ahora que me toca es feo, uno ve las noticias todo lo que le pasa a la otra gente y los entiende, pero por afuera. Cuando te toca en carne propia se siente una impotncia una indignación. Ya ahora voy a hacer tapial, voy a acomodar un poco, pero tengo un frente muy amplio que me cuesta un montón cerrarlo, no sé cómo voy a hacer”.

“Ni siquiera podés pensar en hacer algo a futuro porque vos tenés que hacer un tapial para que nadie te entre. Es algo que uno lo ve en Santa Fe, en otros lados y está llegando, tenemos que encerrarnos, no nos queda otra más que adaptarse”.

El vecino apeló a la responsabilidad de toda la comunidad: “El problema es que si siguen robando es porque hay gente que lo compra”.

Finalmente, explicó: “Mi intención es que la gente sepa de los rieles y no los compre. Por lo menos los rieles, que son una parte afectiva, que era un recuerdo de mi hermano, lo demás no importa”.

Un comentario sobre “Cansado de la inseguridad: “Si siguen robando es porque hay gente que lo compra”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *