Cáritas: Aumenta la demanda de ropa y alimentos por la lluvia

La situación climática está generando múltiples problemas en la región y en nuestra ciudad. Las familias que viven de las changas o de trabajos al aire libre, lo están pasando muy mal y necesitan la ayuda de todos.

Albañiles, ladrilleros, changarines y otros jornaleros cuyos trabajo se realiza al aire libre o en zonas rurales, hace días que no pueden llevar el sueldo a sus casas. Esta situación provoca que muchas familias esperancinas no tengan su plato de comida.

En Cáritas del Barrio Sur dialogamos con su joven que concurrió en busca de ayuda: “Mi marido hoy no puede hacer nada con el barrial y la lluvia, ya lleva más de una semana que no se puede hacer nada; ni él ni ninguno de sus compañeros”, se lamentó.

Se trata de un grupo de familias que vive en la zona donde finaliza calle Rivadavia, “detrás de la ladrillería de Ocampo”, explicó, y señaló que allí habitan entre cinco y diez familias.

“Gracias a Dios está Cáritas, sino no sé qué haría. Ellos me ayudan con ropa, calzado y comida; hace poco se nos voló una chapa y perdimos muchas cosas, pero con esta ayuda más o menos tiramos hasta que llegamos”, destacó la joven madre, quien detrás de cámara comentó a nuestra cronista que junto a su marido habían vendido aquellas pertenencias que no son indispensables, como sus celulares.

“Es fundamental que el clima mejore pero no hay mano humana que pueda hacer algo, hay que esperar que pare”, aseguró.

* Imagen tomada en Recreo, perteneciente a Radio Power Max

Un comentario sobre “Cáritas: Aumenta la demanda de ropa y alimentos por la lluvia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *