Vecinos exponen obstáculos a la hora de adquirir el carnet de conducir

Los reclamos por el tipo de preguntas y las exigencias a la hora de realizar los prácticos para obtener la licencia de conducir se replican en la ciudad. Muchos vecinos aseguran que no aprobaron por responder mal a preguntas capciosas, que no suman a la hora de sacar la habilitación para manejar. Esto nos decían algunas personas que estaban rindiendo.

Para adquirir la nueva licencia nacional de conducir, los postulantes deben enfrentar un proceso que implica un exámen teórico y uno práctico. Vecinos de la ciudad aseguran que hay preguntas capciosas en el primero y exigencias muy altas en el segundo

“Hay cosas que uno no está acostumbrado a tenerlas en cuenta. Son cosas que a la gente se le hace difícil por no estar en contacto diario con esas cosas. Por ejemplo, una mujer puede que no esté en contacto con la mecánica del auto, no porque sea mujer sino porque quizás no lo maneja día a día”, explicó una de las vecinos.

“Vi que a una persona adulta bajó el pie al doblar en los conos y le dijeron que viniera dentro de un tiempo”

Y agregó que a varias personas de las que se presentaron a rendir “le preguntaron cosas que si no tenés conocimiento de mecánica no las vas a saber. Algunas son importantes, como saber dónde va el líquido de frenos. Si no lo manejas y no llevas el auto frecuentemente al mecánico, te podés quedar sin frenos. En ese sentido es importante, pero en otras cosas si no lo llevas a un mecánico no podés solucionar nada”, explicó el hombre.

Otro de los inconvenientes que observaron a la hora de presentar el examen teórica es la utilización de computadoras. “A mucha gente grande le da mucho más trabajo. A uno mismo si no tiene uso frecuente de la computadora se le complica, pero son leyes y hay que cumplirlas”, añadió.

Otro vecino señaló que aunque su experiencia fue buena, “algunas preguntas en la computadora son capciosas”. Y además, lamentó un hecho que le tocó presenciar durante el exámen práctico. “Vi que a una persona adulta bajó el pie al doblar en los conos y le dijeron que viniera dentro de un tiempo. Solamente por bajar un pie, eso sí me pareció bastante injusto“.

“El práctico para mi depende del día en que lo agarrás al inspector que te toma la prueba, porque bajar una pierna una persona que dobla en una moto a 5 kilómetros por hora me parece normal”, agregó.

Luego señaló que da la impresión de que algunos se sobrepasan. “A los chicos que andan sin casco y a fondo no se los puede evaluar igual que una persona de cincuenta años que usa la moto para trabajar, con casco y con todo”, aclaró.

En cuanto al examen teórico, el hombre señaló que sería mucho más educativo y provechoso para todos que durante la prueba hubiera inspectores que pudieran explicar las preguntas a quienes no las entienden. “Las preguntas son como tramposas. Si uno viene a rendir, hizo las tres charlas, tiene los papeles en regla, se tomó el tiempo, sería mejor tener a una persona responsable que te explique y te diga en lugar de hacerte venir tres veces”.

“Sería bueno que el inspector te explique, porque si no lo entendés es lógico que te ayuden a entenderlo antes de mandarte a tu casa y que tengas que volver dos o tres veces”, concluyó el hombre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *