Caso Brizzio: La Iglesia asegura que no hubo abuso de menores, pero no niega los hechos

El arzobispo de Santa Fe, José María Arancedo, firma un comunicado que se envió a todas las instituciones relacionadas a la diócesis de Santa Fe, en el que asegura que según la investigación de la Iglesia, no existió la figura de abuso de menores por parte del cura Luis Brizzio. Lo que no dice, es que se llega a esa resolución debido a la edad de la víctima en el momento de los hechos.

Durante la primera edición de Infoteve, leímos un comunicado que hicieron circular las autoridades eclesiásticas de la provincia, en el que se ratifica que en el caso denunciado “no ha existido la figura de delito de abuso de menores”. Lo que no se explica es que la Congregación para la Doctrina de la Fe llega a ese veredicto tras dictaminar que los hechos ocurrieron cuando el denunciante era un adulto, y por eso descartan el delito.

Es decir, la Iglesia reconoce que los hechos ocurrieron, pero no ve ningún delito en ellos porque el denunciante ya era mayor de edad. Así, se ratifica el veredicto que la Congregación para la Doctrina de la Fe de Roma dio a conocer en agosto de 2015.

Fueron al menos tres sucesos de abuso sexual”

La Iglesia abrió una investigación canónica al sacerdote Luis Alberto Brizzio, quien fue denunciado por “comportamiento indebido”, y removido de su cargo en la Basílica de Esperanza. La curia santafesina informó que, “habiendo recibido el 6 de febrero de 2015 una denuncia por escrito y firmada, sobre un comportamiento indebido del padre Luis Brizzio, de hace aproximadamente 20 años, se ordenó el inicio de una investigación para que se pueda establecer la verosimilitud de los hechos denunciados”.

Andrés (el nombre fue reemplazado) tenía entre 16 y 17 años cuando se unió a los grupos de Acción Católica de Jóvenes, en Gálvez, coordinados por el párroco Luis Brizzio. Lo que vivió en esa época había quedado guardado en su memoria.

Fueron al menos tres sucesos de abuso sexual que comenzaron como abrazos en un momento de quiebre emocional mío, y continuaron con roces y manoseos. El primer episodio fue en otro pueblo cerca de Gálvez, donde él celebraba misa. Los otros dos fueron en la parroquia de Gálvez durante los encuentros de Acción Católica. Se me tiraba encima. Me quitaba capacidad de reacción. Aunque eran situaciones de poco tiempo, me daba vergüenza y angustia. El me responsabilizaba cuando yo le preguntaba qué estaba pasando. Me mandaba a confesar por haber cometido un acto impuro. La última vez intentó una penetración, mientras salíamos de una habitación, tras apagar la luz. Fue entonces cuando dejé de asistir” aseguró el denunciante al diario Rosario 12.

“En el último tiempo, ya con el Papa Francisco, noté que la Iglesia empezaba a tomar otra actitud en estos temas. Me llegó porque toca una historia mía no resuelta. Sentí una responsabilidad. Cuando estas cosas no se dicen uno pasa a ser cómplice de quien abusa, porque le estás dando la posibilidad de que pueda abusar de otro. Sobre todo, teniendo en cuenta lo que representa un cura y cuántas familias les confían sus hijos. En varias fotos, él aparece rodeado de adolescentes. Me sentí responsable por lo que podía ocurrirle a cualquiera de ellos”, agregó en la misma entrevista cuando le preguntaron porqué realizó la denuncia 20 años después.

La víctima informó al Vaticano sobre los hecho el 5 de noviembre de 2014.

El comunicado con la resolución

Santa Fe, 16 de febrero de 2016

A la amada Arquidiócesis de Santa Fe de la Vera Cruz

Queridos hermanos: Habiendo recibido la respuesta de la Congregación para la Doctrina de la Fe sobre el recurso jerárquico presentado respecto a una denuncia por presunto abuso de menores contra el Padre Luis Brizzio, he considerado conveniente comunicarles la determinación a la que ha llegado dicha Congregación, luego del estudio de las actas de la investigación preliminar solicitada, como del recurso oportunamente elevado. La Congregación para la Doctrina de la Fe ratifica, en la reciente comunicación como respuesta al recurso presentado, que en el caso denunciado no ha existido la figura de delito de abuso de menores, según lo determinan las “Nuevas Normas reservadas a la Congregación para la Doctrina de la Fe”. Sin otro particular, reciban junto a mi afecto y consideración, mis oraciones y bendición en el Señor Jesús y Nuestra Madre Guadalupe. Mons. José María Arancedo Arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz

Un comentario en “Caso Brizzio: La Iglesia asegura que no hubo abuso de menores, pero no niega los hechos

  • el 24 febrero, 2016 a las 16:25
    Permalink

    Frecuentemente en los casos de abuso sexual a cargo de religiosos, la Iglesia Católica pone el acento en que la víctima no era menor de edad. Es que si eso fuera verdad en el momento del episodio, se puede invocar consentimiento. Si fuera menor, la ley no admite consentimiento, y se trataría de pederastia.
    Lo que la IC oculta es que, menor o mayor, ese religioso es, por lo menos, un perjuro: ha violado su voto de castidad. Es el caso de Luis Alberto Brizzio.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *