“Estamos en un estado de desesperación porque Santa Fe entró en catástrofe”

El presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe (Carsfe), Gustavo Vionnet, pidió “aportes para resolver los problemas de agua que tiene la provincia hace mucho tiempo y que se han agudizado”. “Estamos en un estado de desesperación”, señaló.

Santa Fe entró en catástrofe en estos días. Nos encontramos en un estado de desesperación. Las pérdidas son monstruosas”.

Así describió el presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe, Gustavo Vionnet, la situación que atraviesa la provincia tras las inundaciones.

“En las zonas afectadas, se perdieron todos los cultivos, pueblos anegados, la actividad ganadera es imposible controlar. Nos encontramos en un estado de desesperación. Es necesario retomar una agenda de trabajo y proyectos fundamentales para la provincia”, aseguró.

Además, Vionnet agregó que le harán un pedido al ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, para que realice “obras federales porque somos una provincia de paso de agua, que viene desde Chaco y Córdoba. Tenemos que acordar con el resto de las provincias obras de infraestructura que puedan mitigar estos caudales de agua. Con las pérdidas de un año podríamos haber pagado las obras que necesitamos”.

También aseguró: “Hay que elaborar propuestas de mediano y largo plazo. Tenemos técnicos de primer nivel en al provincia para solucionar estos problemas. Hay que terminar con la lógica del corto plazo”.

En ese sentido, describió que “no solamente los centros urbanos fueron afectados. Tenemos un montón de empleados y productores en el medio de la nada. Sin poder comunicarse, con todos los cultivos perdidos y las actividades ganaderas imposibles de alimentar y controlar”.

Sostuvo que esto es consecuencia de “la falta de obra de tantos años que se podrían haber pagado con las perdidas mostruosas que llevamos en un año. Estimo que estamos en 4 mil millones de dólares de perdidas. Ese dinero hubiera solventado las necesidades básica de mitigar semejantes cuestiones climáticas.

Por último, aseguró que “la lógica del corto plazo de la política llevó a que nos quedemos sin provincia productiva. Hay que defender el asentamiento geográfico de los productores y de la gente que trabaja en el campo. La mayor fortaleza de la provincia es su sector agroindustrial”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *