Cava: “Estamos respirando combustión de desechos de toda la ciudad”

Este martes se realizó una reunión entre vecinos de barrio La Orilla, los siete concejales de la ciudad y el administrador de la nueva cava. Los vecinos solitaron el cierre o traslado del depósito de residuos, mientras que los ediles prometieron estudiar la situación y volver en una semana con respuestas.

El salón de la Capilla San Lino fue el lugar donde se reunieron decenas de vecinos, todos los concejales de la ciudad y Osvaldo Fretes, administrado de la nueva cava de la ciudad. El motivo de la reunión fue hallar una solución al humo que sufren todas las personas que viven en esa zona de la ciudad, producto de los constantes incendios del predio.

Los vecinos fueron claros: quieren terminar con el humo, los olores y las alimañas. Se mostraron conformes con el interés mostrado por los ediles y reclamaron la presencia de la intente Ana Meiners en el lugar.

“No hay vuelta que darle, queremos que se cierre el lugar; no hay otra alternativa. Lo estamos sufriendo hace bastante tiempo, toda la ciudad a veces porque cuando el viento cambia lo sufren los demás”, manifestó una de las vecinas presentes.

Otra de las asistentes explicó que vive justo frente al predio que ocupa la nueva cava y se realiza diálisis peritoneal: “Ayer me entró todo el humo dentro de la casa y el aparato de diálisis se puso negro. Tuve que llamar al centro de diálisis para que me digan qué puedo hacer. El humo me está afectando un montón”, señaló.

La vecina agregó que desde el centro de diálisis le exigen que “cierre toda mi casa, pero mi situación económica no es buena”. Y aunque se manifestó conforme con la presencia de los ediles, aseguró: “La intendenta tendría que estar acá“.

Antes no pasaba

Pese a sufrir las consecuencias del humo constante, la mujer aseguró que “no quiero perjudicar ni al señor ni a nadie, simplemente quiero que no la prendan. Yo no entiendo de eso, no sé nada, pero a me está perjudicando la salud. Tengo cuatro nenas, matamos ratas dentro de mi casa y nunca habíamos tenido”, aseguró.

Otro vecino señaló que fue una reunión productiva porque se “llegó a plantear el problema y a tener una respuesta. Estamos muy asustados porque estamos respirando humo, veneno todos los días”.

“Estamos respirando combustión de todos los desechos de la ciduad. Antes no pasaba con la otra cava y ahora pasa todos los días”, denunció.

“Pienso que hay algo que no se está mostrando y esperamos que se llega a una solución. Planteamos tiempo de una semana para volver a juntarnos y evaluar los problemas. Si llega a ver un día más humo, no tiene justificación. La otra cava en ocho años nunca se prendió fuego, ¿cómo puede ser que esta ser prenda todos los días?”, reiteró.

El joven hizo hincapié en que en la reunión estuvieron presentes “personas comprometidas de salud, con asma, con problemas de salud, con nebulizaciones y todo. Pero también lo vamos a sufrir nosotros, los que estamos con salud, si seguimos en estas condiciones, así no se puede vivir”.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *