Cerró la empresa Ar Zinc y dejó 460 empleados en la calle

La multinacional Glencote decidió cerrar de manera definitiva la planta de Ar Zinc, en la localidad de Fray Luis Beltrán, al sur de la provincia. Unos 460 empleados quedan en la calle. La decisión fue comunicada este jueves por el grupo empresario en una audiencia con el Sindicato Único de Trabajadores Químicos y Petroquímicos (Sutraqyp) en la sede del Ministerio de Trabajo.

El motivo del cierre, según la empresa, es la imposibilidad de solventar la reparación de uno de los hornos principales de la fábrica, que salió de funciones por desperfectos técnicos hace más de un mes y paralizó la producción de la planta, primera y única productora de zin electrolítico en el país. Ar Zinc (antes conocida como Sulfacid), hacía más de 60 años que funcionaba en el Cordón Industrial.

“El grupo económico no quiere poner más plata para arreglar algo que se tiene que hacer a nuevo y que implica una fuerte inversión que quizás no se recupere nunca, la empresa hace tres años que pierde plata”, resumió el titular de Sutraqyp, Daniel Santillán. El gremialista adelantó que el grupo empresario se comprometió a solventar el 100% de las indemnizaciones y el pago de un año de subsidios por desempleo a los trabajadores.

Santillán indicó además que no hay ninguna solución alternativa al cierre. “Cerraron como quien cierra la puerta de casa y se fueron”, ilustró. Este viernes, el sindicato realizará una asamblea en la puerta de la fábrica para definir cómo continuar.

“Lo veníamos previendo porque hace tres años que la empresa dejó de hacer inversiones, para ellos ya no es rentable el tema del zinc, vienen desde hace tres balances perdiendo dinero, según ellos”, subrayó Santillán, quien confió que desde el Sutraqyp “no aceptamos sus argumentos. Más allá de la crisis, la decisión de ellos ya era cerrar la empresa, se la querían sacar de encima”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *