Clubes en apuro: Conocemos la situación de Juventud ante el tarifazo

El aumento de las tarifas de los servicios de luz, agua y gas afecta a toda la sociedad, pero particularmente a aquellas instituciones que realizan un uso intensivo de alguno de ellos. Dialogamos con Alberto Quiñones presidente de la Asociación Deportiva Juventud hizo referencia a cómo se hace para solventar todos los gastos con el incremento de los servicios.

“La realidad de la institución que no escapa a la situación general de todos los clubes de la ciudad. Por la parte de tributos, tanto en el inmobiliario como en el municipal estamos exentos; tenemos un pequeño saldo por una obra de mejoras que es el único proyecto adeudado”, aseguró Quiñones.

Sobre un proyecto del Ejecutivo que propone condonar la deuda de los clubes a cambio de que las instituciones permitan la inclusión de niños que no pueden pagar la cuota, explicó que “es un proyecto de ordenanza que está en el Concejo y que busca condonar las deudas existentes y la eximición de las obras futuras”.

“Hay un decreto provincial, el número 4202, que estable una tarifa diferencial para las entidades deportivas y civiles; nosotros tenemos estos beneficios en agua, que prácticamente es inexistente el consumo, no impacta en la economía de la institución; pero sí tenemos inconvenientes con la tarifa eléctrica. Tenemos cuatro medidores y sólo uno está con este beneficio”, señaló.

Y luego detalló que “uno de los medidores está en el sum chico, otro en la sede central y dos en la zona del campo de deportes. Para que tengan una idea, son 1.700w consumidos en el campo de deportes, lo que implica que la tarifa llega a 4.700 pesos, mientras que en la sede central supera los 2.000 pesos.

“La cuota societaria es de 50 pesos y la deportiva depende de la actividad, pero está entre los 150 y 200 pesos. Lo que recaudamos con esto tenemos que cubrir a los profes. El decreto es claro en que sólo se aplica a instituciones que no tiene deuda con las empresas que suministran los servicios y que tengan la documentación ordenada“, aclaró Quiñones.

“La personaría jurídica no se pierde, pero para poder demostrar que tenés en orden la cuestión contable, se presenta un certificado de subsistencia que tiene una validez muy limitada. Es una cuestión burocrática, en otras provincias este certificado dura mucho más tiempo. Tenemos que presentar los últimos tres balances al día, avalado por un contador público nacional; pero al presentarlo hay que empezar inmediatamente a trabajar en el siguiente”, destacó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *