Advierten que el cobro de un plus en salud es una “práctica deshonesta”

El cobro de un plus en salud es una “práctica deshonesta”, aseguran desde la Mesa Coordinadora de Entidades Financiadoras de la Salud. “Va en contra de los compromisos asumidos por los prestadores y que afectan el acceso a los servicios de salud de muchos ciudadanos”.

Dicha entidad emitió un documento en que se reafirma “el compromiso de luchar” contra las prácticas abusivas. Y el Instituto Autárquico Provincial de Obra Social (Iapos) firmó un convenio de adhesión al mismo. “La solicitud de pago de sumas adicionales y demás prácticas que conllevan un cobro de plus encubierto, llevado a cabo por algunos profesionales de la salud, es un atentado contra un sistema asistencial caracterizado por la igualdad, equidad y universalidad, que se ve gravemente lesionado por esta deleznable conducta”, afirmó la directora del Iapos, Soledad Rodríguez.

La obra social de la provincia reafirmó su compromiso de luchar, en forma unificada, contra la deshonesta práctica de cobro de adicionales indebidos y, demás, prácticas abusivas que “van en contra de los compromisos asumidos por los prestadores y que afectan el acceso a los servicios de salud de muchos ciudadanos”.

“Se entiende que los beneficiarios acceden a las prestaciones que brindan los sistemas de salud de las entidades, con la confianza de contar con una cobertura de calidad que incluya la atención oportuna, el trato adecuado y la inexistencia de requerimientos extras por parte de los prestadores, que signifiquen discriminación en la atención, cobros indebidos o la existencia de condicionantes no autorizados por los convenios que los vincula con el financiador”, apuntaron.

Desde Iapos tildaron al cobro del plus como una “estafa al afiliado”, que se realiza “en un marco de vulnerabilidad del paciente enfermo o de su entorno familiar”. Además, lo consideran un “acto de mala fe” para con la obra social, porque “el profesional voluntariamente firma un convenio o declaración jurada, según el sistema de cada obra social y luego dolosamente no lo respeta”. Incluso, consideran que se trata de un “acto de evasión fiscal y previsional”, en los casos en que las sumas percibidas sean cobradas en “negro” y por lo tanto no existiría registro contable de las mismas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *