Comenzaron los festejos patronales para celebrar los 160 años de Esperanza

Hoy la ciudad celebra su fiesta patronal y los festejos comenzaron esta mañana, en la Plaza San Martín. En una jornada a pleno sol se llevó a cabo la misa concelebrada por el Párroco de la Basílica de la Natividad, Padre Axel Arguinchona, el Pastor Jorge Buschiazzo de la Iglesia Evangélica de Río de la Plata y el Padre Alejandro Saba de la Iglesia Ortodoxa San Jorge.

 

“Es la fiesta patronal, la fiesta de la ciudad y nosotros estamos como Iglesia, como hermanos, festejando, celebrando y pidiendo a Dios que derrame sus bendiciones en esta ciudad, sobre sus habitantes, sus autoridades para que siempre podamos vivir con esta alegría”, dijo el el Padre Alejandro Saba.

“Cuando la pauta es estar todos juntos, el resultado es alegría, ganas de seguir trabajando, de crecer y sobre todo, de ofrecerse al próximo y eso es lo que nosotros queremos con esta oración en común, en esta sociedad tan dividida, tan llena de grietas, queremos cerrarlas, estar juntos, trabajar, rezarle a Dios para que su bendición sea para todos sin ningún tipo de distinción, aún para aquel que lo resiste o que no cree en él”, agregó el sacerdote.

Por su parte, el Pastor Jorge Buschiazzo señaló que “toda reunión que nos acerca, que nos compromete, siempre es un motivo de celebración, de gratitud a nuestro Dios. Nosotros somos herederos de todo el trabajo que se viene realizando desde la fe, desde las Iglesias y desde las instituciones. Nos encomendamos al Señor por los desafíos que plantea la realidad de hoy, en una sociedad fragmentada, muy individualista, cuidar y cultivar los espacios de comunión es todo un desafío”.

En la misma senda de  hacer hincapié en la importancia de la unidad, el Padre Axel Arguinchona agregó que “lo lindo es que todos los días podemos caminar por las calles de esta hermosa ciudad de Esperanza y nos encontramos; eso nos da mucha paz, la diferencia de la fe nunca nos lleva a la división en los corazones porque creemos en un Dios uno y trino que nos llama a vivir la comunión de fe, de esperanza y de caridad”.

“Es un mensaje para los no creyentes también porque tenemos que ir generando comunidad; porque lo importante es eso, no olvidarnos que somos hermanos, que habitamos una misma tierra, una misma casa y tenemos que construirla entre todos”.

Finalmente, señaló que “por eso nuestro mensaje de unidad, desde el corazón sabemos que entre todos, cada uno con el don que ha recibido, tenemos que construir esta patria de hermanos“.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *