Con la ayuda de todos: Ya se encuentra en marcha la campaña al Impenetrable

La campaña al impenetrable está en marcha. Llamamos a la solidaridad de ciudadanos, comercios y farmacias.
Juan Escudero nos cuenta qué se necesita y cómo podés aportar tu granito de arena.

Desde 1998, un grupo de voluntarios trabaja para acercar ayuda a las familias que viven en monte chaqueño. Tu colaboración es fundamental y tenés la seguridad de que lo donado llega a quienes más lo necesitan. Juan Escudero explicó cómo será la Misión de este 2016.

Juan señaló que debido a la cantidad de harina que pudimos comprar el año pasado y a la lluvia que nos impidió acercarnos a lugares más adentrados en el monte, “tenemos 600 bolsas en un molino, así que tenemos el compromiso de volver y entregar eso porque la gente donó para que llegue a ese lugar. Y no podemos dejar cantidad de cosas que son útiles”.

“Nuevamente se implementó la Campaña del Peso con una urna en el canal, lo que nos facilita el trabajo previo, ya que nos evita tener que separar, clasificar, conseguir cajas y embalar todo. Eso nos permite comprar la cantidad y los elementos que necesitamos”, explicó.

Y luego agregó que “si la gente colabora como el año pasado, que logramos adquirir 1.400 bolsas más todo el comestible, podemos comprar packs de alimentos, lo llevamos y lo entregamos sin tener que hacer caja por caja”.

Medicamentos

Además de llevar alimentos, la Misión se encarga de aprovisionar a los dispensarios de la zona con fármacos esenciales: “Los medicamentos son fundamentales, tan importante como el alimento“, aseguró Escudero, que aprovechó la ocasión para agradecer a las farmacia que colaboran con la campaña: Sergio y Claudia Schneider, Barrios, Bianchini, Pieruccioni, Hilas, Forti, Favarin, Saugy, Fuentes, Zehnder, Zuqueli, Limache y Morelli, que el año pasado donó cientos de pequeños potes de Macril, que sirve para las picaduras en los chicos, que allá no tienen nada.

“Pedimos que las farmacias y los médicos colaboren con los genéricos, muchas veces los visitadores dejan muchas muestras que podemos llevar a los dispensarios”, señaló.

“Si la gente confía, que por favor colabore, los políticos se olvidaron de todo y ellos están abandonados como nunca. Esta es una invitación a toda la comunidad de Esperanza; no necesitamos ropa ni colchones, sólo alimentos, calzados para chicos y medicamentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *