Créditos hipotecarios: la línea para construcción ya se puede gestionar

Las sucursales del Banco Nación ya recibieron el instructivo y tuvieron las primeras consultas de aquellos que tienen un terreno y que no accedían a un préstamo para edificar. Incluye refacción, ampliación y terminación.

Las sucursales del Banco Nación comenzaron a recibir las primeras consultas de aquellos interesados en acceder a la nueva línea de créditos hipotecarios destinada a la construcción. Los préstamos intentarán dar respuesta a muchos ciudadanos santafesinos que tienen un terreno pero que no encontraban financiación para poder comenzar a construir. Cabe recordar que la nueva versión del Procrear está destinada para la compra de casas nuevas o usadas.

Se trata de una ampliación de los segmentos lanzados en junio 2016, destinados para adquisición de vivienda única. Ahora, el nuevo programa permite la construcción, ampliación, refacción o terminación.

El monto máximo a otorgar es de 2.294.400 pesos. Se podrá financiar hasta el 80 por ciento del proyecto de obra y tendrá un plazo de 20 años. Eso sí, será condición sine qua non que los solicitantes sean titulares del terreno y que el proyecto de obra esté inscripto en el Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (Ieric). El dinero se entregará a través de tres desembolsos y los mismos estarán condicionados al avance de los trabajos. Justamente, la construcción deberá terminarse en el plazo de un año.

Con respecto a las cuotas, algo que preocupa a los interesados, comenzarán a correr desde la tercera entrega de dinero y en ninguno de los casos podrá afectar más del 30 por ciento del ingreso neto de los solicitantes. Como en las líneas anteriores, se podrá incluir a sus padres, hijos y hermanos como codeudores para tomar un ingreso familiar más amplio.

La gerenta de Plataforma Comercial del Banco Nación en Santa Fe, Leticia De Zan, dijo con respecto a las tasas de interés: “Durante el primer año será de un 18 por ciento anual, fijo. A partir de que se culmina la construcción, la tasa se reduce al 14 por ciento. Eso hasta el mes 36. A partir del mes 37, el interés es de una tasa variable que el banco va a determinar en los meses de agosto. Va a estar relacionado al coeficiente de variación salarial”. Igualmente, aclaró que el banco “se reserva la potestad de aumentar o no”.

Por otro lado, informó que la entidad ya recibió a los primeros interesados. “Ya tenemos los lineamientos de los créditos y ya disponemos de la primera solicitud para construcción. La verdad es que arrancó bien y se presenta como muy atractiva”.

En tanto, indicó que si bien está destinado para vivienda única, “los solicitantes pueden ser titulares de una cochera o pueden ser propietarios de algún inmueble que le hayan transmitido los padres y que es compartido con sus hermanos”.

“Los titulares del crédito, es decir los solicitantes, tienen que ser titulares del terreno. Los usuarios pueden ser personas físicas en relación de dependencia, monotributistas, autónomos, jubilados, pensionados, incluidos los excombatientes de Malvinas”.

En cuanto a la posibilidad de agregar codeudores, manifestó: “Los solicitantes pueden sumar ingresos de familiares de primer grado de consanguinidad en líneas ascendente, descendente o colateral. O sea, padres hijos o hermanos. Ahí aumentan las posibilidades de acceder a un mejor monto para llevar adelante la obra”.

A modo de ejemplo, expresó: “En un préstamo de un millón de pesos para construcción, la cuota sería de aproximadamente 12 mil pesos y los ingresos necesarios –en valores aproximados– serán alrededor de 45 mil pesos, sumando los ingresos de los solicitantes y el de los codeudores. Siempre la cuota no puede ser superior al 30 por ciento del ingreso neto entre los solicitantes y codeudores”.

Con respecto al segmento destinado para la ampliación, terminación y refacción, Leticia De Zan explicó: “Para esos casos, el plazo máximo es de 10 años. El monto a financiar es hasta 1.500.000 pesos. Se puede otorgar hasta el 100 por ciento del presupuesto de obra y el período para que finalice la construcción es de 12 meses. En tanto, y a diferencia de la construcción total de una vivienda, la entrega de dinero se realiza en dos desembolsos”.

La gerenta hizo referencia a los créditos destinados a la compra de vivienda nueva o usada que funcionan desde junio del año pasado. Según informó, se resuelve al menos un crédito por día. “Seguimos resolviendo créditos todos los días. Al menos uno por día. Se demoran porque son varios los trámites, intervienen escribanos y hay trabajos de agrimensura. La instrumentación final se demora un poco pero tenemos mucha demanda y estamos resolviendo uno por día aproximadamente”.

Fuente: Diario Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *