Crimen de las turistas: Peritos argentinos viajan a Ecuador

Marina Menegazzo y María José Coni estaban desaparecidas desde el 22 de febrero. Tras la denuncia de los familiares, el 28 de ese mes hallaron el cadáver de Marina Menegazzo a cien metros de la playa, envuelto en una bolsa de plástico. El de Coni estaba en similares condiciones y habría sido encontrado a metros del de su amiga.

Ahora, un equipo conformado por cuatro peritos de la Policía Federal se dirige a Ecuador para intervenir en la investigación del doble crimen. Las contradicciones en la causa y las dudas de los familiares hicieron que el gobierno argentino pusiera a disposición al equipo de expertos.

Y tras el visto bueno del gobierno de Rafael Correa, quien había dicho en un principio que la intervención de peritos argentinos “sería una ofensa para su país“, el equipo de la Policía Científica finalmente viaja hacia Ecuador. Según la prensa mendocina, el grupo está conformado por el comisario inspector Francisco Daniel Guglielmo (jefe del Departamento Identificaciones Personales), la suboficial Brenda Carolina Ortiz (División Rastros), el auxiliar superior Jorge Osvaldo Ossola (División Laboratorio Químico) y el médico legista Javier Ureta Sáenz Peña (división Medicina Legal).

En el escrito de la autorización, el gobierno de Correa afirmó que se hará cargo de todos los cargos del traslado y procedimiento. “Vamos a trabajar sobre los cuerpos“, dijo Guglielmo, quien confirmó que se quedarán en ese país “hasta que la Justicia lo disponga. Tenemos la libertad de trabajar”, expresó el perito.

Si bien la investigación ha mostrado avances y ya uno de los sospechosos (Alberto Mina Ponce) confesó los crímenes, las familias de las jóvenes mostraron dudas y creen que detrás de todo hay una red de trata. Uno de los detalles que no termina de convencer es que el detenido cambió su versión de los hechos y desvinculó a su supuesto cómplice, algo que no había hecho en su primera declaración.

El supuesto asesino, que se desempeñaba como vigilador comunal en Montañita, negó ayer que el otro acusado, Aurelio Rodríguez, haya participado de los crímenes, tal como había declarado en un primer momento. Este repentino cambio lo único que hizo fue incrementar las dudas de las familias, quienes creen que los detenidos son dos “perejiles”.

Paula Menegazzo, hermana de Marina, había dicho tras las detenciones “que es ridículo pensar que sabiendo que estaban buscándolas, hayan arrojado los cuerpos a menos de 200 metros de su casa y no hayan limpiado la escena del crimen, además de haber dejado toda la evidencia en la casa. Creo que hasta para cualquiera suena totalmente ridículo”, expresó.

Sin embargo, tras la visita del nuevo embajador argentino en Ecuador, Luis Juez, decidieron bajar el tono aunque no dejaron de expresar sus quejas por la investigación : “Las dudas siguen en pie, pero vamos a ir con cautela”, dijo Paula.

“Estamos mucho más tranquilos, recibiendo el apoyo del gobierno argentino y trabajando juntamente con el de Ecuador y eso está muy bien. Vamos a tratar de que los peritos argentinos vayan a Ecuador y confirmen que se trate de nuestras hermanas”, afirmó Paula. Y reveló que “las identidades no se han confirmado porque nuestros familiares no pudieron reconocer los cuerpos”.

Leticia, la otra hermana de Marina, insistió en las dudas: “Las dudas que tenemos siguen en pie, hay muchas cosas que no nos cierran pero nos vamos a remitir a los hechos, vamos a esperar la información objetiva, queremos ir con cautela, sabemos que esto va a ser lento, queremos que el proceso avance y que todo se esclarezca de la forma más fidedigna posible”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *