Crimen de turistas mendocinas: “Hubo un exceso importante y tal vez ensañamiento”

Lo afirmó el médico legista Javier Ureta Sáenz Peña, luego de ver el resultado de las autopsias de las dos turistas mendocinas muertas. Dijo que el resultado de los cotejos de ADN para completar la identificación de los cuerpos se conocerá dentro de 10 a 15 días

Los peritos de la Policía Federal Argentina (PFA) que viajaron a Ecuador para tratar de identificar los cuerpos que según la Justicia y la Policía local pertenecen a Marina Menegazzo (21) y María José Coni (22), revelaron los primeros detalles a los que pudieron acceder luego de interiorizarse en la causa. En diálogo con Radio Nacional, uno de los expertos dijo que luego de revisar la autopsia, “se puede afirmar que hubo violencia y ensañamiento” por parte de los asesinos.

“Según las autopsias uno de los cuerpos presentaba lesiones muy importantes a nivel de cráneo y otro lesiones en el cuello. Una lesión punzante que llegaba hasta la médula. Podemos afirmar que vimos un exceso importante, tal vez algún ensañamiento. Habría que ver en qué estado estaban los acusados en ese momento”, sentenció el médico legista Javier Ureta Sáenz Peña.

Explicó que las dudas de la familia se originaron por el avanzado estado de descomposición en el que llegaron los cadáveres a la morgue de Guayaquil y que imposibilitaron su identificación. “Hay que tener en cuenta que fueron abandonados en un descampado, en una zona con mucho lodo y de matorrales intensos. Estuvieron expuestos a la intemperie, en un país cuya meteorología presenta temperaturas muy altas y humedad”, precisó.

A su turno, Daniel Guglielmo, jefe del Departamento de Identificaciones Personales, otros de los peritos, dijo que el objetivo por el cual fueron enviados a Ecuador es para identificar a los cadáveres, ya que hasta ahora no fueron cotejados los rastros de las víctimas con el ADN de sus familiares.

“Tenemos como misión venir a este país con fines de identificación física humana. Extraer material biológico para análisis. Esa fue la misión que nos dio Interpol y el Ministerio de Seguridad de la Nación. Tomar una muestra de musculo de las víctimas y analizarlo. Esto se va llevar a ciudad de Buenos Aires y ahí va hacerse un cotejo con el material que se extrajo de la mamá de Coni y en el futuro extraer el ADN de la mamá de Menegazzo”, detalló.

Dijo que cuando llegaron a Guayaquil, los familiares estaban intranquilos, ya que no había podido identificar a las chicas. “Con el material obtenido se va hacer el cotejo con las madres y vamos tener el resultado entre unos 10 a 15 días. Con nuestra intervención le dimos tranquilidad a la familia. Cuando llegamos notamos que estaba alterada la familia porque no tenía seguridad de que fueran las víctimas. A la Policía no le fue ordenada esa tarea”, aclaró.

Sobre las pertenencias de los cadáveres, otra pieza clave que podría haber servido para acelerar la investigación, aún es un misterio. “Los efectos personales fueron secuestrados por la Policía de criminalística local. Por orden de la Justicia no se los pueden mostrar a la familia todavía. Eso alimenta un poco más la duda de la familia”, remató.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *