Crisis lechera: Carta abierta de un especialista al presidente Macri

Miguel Angel Rocchia, un ingeniero agrónomo especialista en producción lechera, publicó una carta abierta para presidente Mauricio Macri. En ella, asegura que desde 1990 hasta la fecha, cerraron casi 25.000 tambos en nuestra región. “Estos últimos años han sido un verdadero infierno para la actividad”, afirma.

El especialista explica que las medidas anunciadas por esta nueva gestión no alcanzan para evitar los cierres. Leé la nota completa:

“Sr. Presidente:

Soy un Ingeniero Agrónomo de la cuenca lechera santafesina con domicilio en la ciudad de Rafaela. Desde el año 1980 me he dedicado a asesorar y dirigir establecimientos lecheros ubicados en la zona de influencia de esta ciudad. Con gran pesar le digo que desde el fin del gobierno de Alfonsín a la fecha han cerrado casi 25.000 tambos con el desplazamiento de más de 100.000 familias a los centros urbanos, en donde sin programas de adecuación a las nuevas reglas han dependido de los subsidios, tan proclives al peronismo.

Estos últimos años han sido un verdadero infierno para la actividad, sólo han perdurado los que con otros ingresos han mitigado los quebrantos, casi dos tambos por día han cerrado sus tranqueras en estos 12 años nefastos.

Las medidas que anunció en Venado Tuerto, con todo el dolor del alma se lo digo, no sirven para detener el cierre, cuatro de mis clientes me anunciaron esta semana que en el próximo mes rematarán su explotación.

Tanta ha sido la destrucción que ya no alcanza con créditos blandos, que no les darán porque sus pasivos arriesgan sus propiedades, tampoco el precio que, también con gran pesadumbre le comento, no servirá para detener esta realidad.

Presidente, con todo respeto, dígale al Ministro que es necesario comunicar a los tamberos del país que, por favor, no cierren sus establecimientos porque el país los necesita produciendo, generando trabajo y motorizando a sus comunidades. Es necesario que cada productor lechero presente al Ministerio el estado de su pasivo porque es necesario conocer cuanto deben a los bancos, proveedores y demás, también obligar a blanquear sus deudas con los usureros de la región.

Estimo que no estará lejos de 5.000 millones de pesos. Este pasivo debe ser refinanciado en forma urgente no sólo para evitar que más tambos cierren sino también evitar que arrastren a sus proveedores. Dígale también que ponga a trabajar en estos menesteres a los profesionales del INTA, para que vayan a comerse algunas moscas al campo mientras desculan las deudas y puedan presentar un plan para sacarlos de esta extrema realidad.

Esta situación se llevará puesto a los últimos tamberos que viven únicamente de ella, por eso le ruego que solicite a su Ministro actúe en consecuencia”.

Atentamente, Ing Agr. Miguel Angel Rocchia Especialista en producción lechera

Fuente: Diario La Opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *