Dengue: En la provincia hay más casos autóctonos que importados

En Santa Fe se confirmaron 201 pacientes con dengue este año, según informó el Ministerio de Salud. Hay un cambio de tendencia: por primera vez este año, son más los pacientes que se contagiaron en la provincia, sin antecedente de viaje a Brasil o el norte argentino.

La mayoría de los pacientes que tienen dengue en Santa Fe se contagiaron en la provincia. Son 111 casos confirmados, sobre un total de 201, según los registros del Ministerio de Salud de Santa Fe. Es un quiebre importante en la progresión de una enfermedad que ya infectó a más de 3.300 personas en la Argentina, con brotes importantes en Misiones y Formosa, según la información del Boletín Integrado de Vigilancia Epidemiológica que elabora el Ministerio de Salud de Santa Fe.

A finales de enero, en la provincia había 42 casos confirmados de dengue, casi todos con antecedente de viaje a Brasil, el Caribe y el norte argentino. Una semana más tarde, la cifra se duplicó (81 casos) y se detectaron 27 autóctonos; es decir, personas que se contagiaron en la provincia luego de que los picó un mosquito Aedes Aegypti -vector de la enfermedad- que antes había “picado” a un paciente con dengue.

A mediados de febrero, la cantidad de casos era de 130, pero seguían siendo mayoría los “importados”, una tendencia epidemiológica que se revirtió esta última semana.

En la provincia, la mayoría de los pacientes están en Rosario: hay 104 casos y varios más en las localidades cercanas, como San Lorenzo, Puerto General San Martín, Casilda y Villa Constitución, entre otras.

En la ciudad de Santa Fe hay 16 casos confirmados, 9 en Gobernador Crespo, 7 en Laguna Paiva, 3 en Santo Tomé, 2 en San Justo y uno en Esperanza, Saladero Cabal, San José de Rincón, Recreo y Monte Vera. También hay 6 casos en Rafaela, 23 en Las Toscas y 5 en Avellaneda-Reconquista.

“De los casos confirmados por método virológico, todos corresponden al virus DEN 1, excepto uno que se detectó el virus DEN 4 (importado). En todos los casos se realizaron las acciones de bloqueo focal de acuerdo con los protocolos nacionales vigentes”, informó la Dirección de Promoción y Prevención de la Salud de Santa Fe.

Durante las próximas semanas va a ser clave profundizar las medidas para eliminar los criaderos de mosquitos -todo recipiente que junte agua en los patios y galerías de las casas- y usar repelente durante la mañana y la tarde/noche.

Los epidemiólogos del Ministerio de Salud nacional advierten que hay un escenario de “alto riesgo”. En principio porque la progresión de casos se disparó antes que lo habitual (se suelen comenzar a detectar en marzo o finales de febrero) y se combina con un flujo masivo de turistas a las playas brasileñas y con un régimen de lluvias más abundante por la influencia del fenómeno de El Niño. Además, el virus zika (hay un caso probable en estudio en el Nodo Santa Fe) es otra amenaza muy seria, que también viene de la mano con el mosquito Aedes y los viajes a Brasil y el Caribe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *