Empresa multinacional derramó 800 litros de aceite en el río Paraná

Se trata de la firma Bunge, que derramó 800 litros de aceite en el río Paraná desde sus muelles, en Puerto San Martín. El material fue contenido y Prefectura afirmó que no hay nada contaminante

Unos 800 litros de aceite fueron derramados en el río Paraná por una empresa situada en el litoral de San Lorenzo, al sur de nuestra provincia. Lo confirmó la delegación local de Prefectura Naval, que informó además que se están llevando adelante los trabajos tendientes para contener el líquido.

Una vez detectado el incidente una firma privada especializada en contener este tipo de derrames, trabajó junto a personal de Prefectura en la zona, para cercar la sustancia.

Al mismo tiempo se pidió ayuda a la Cooperativa de Trabajos Portuarios de Puerto San Martín, que cedió el uso de los pontones que posee en el predio del Centro Cooperativo de Emergencia y Rescate Portuario (CCREP).

Prefectura alertó que debe llevarse tranquilidad a la población porque “no se trata de un líquido contaminante, sino biodegradable, y el grueso de este aceite fue contenido”.

Hace 30 años que contaminan

Más allá de las características particulares de este derrame, el diputado provincial Carlos Del Frade del Frente Social y Popular (FSP), puso la lupa en la inversión que las empresas realizan en seguridad e higiene y asegura que pagan multas para seguir contaminando.

En diálogo con LT 10, aseguró que “los derrames en el río Paraná se vienen dando desde 1986, que empiezan a ser denunciados por un ingeniero que hizo el primer informe donde decía que estas empresas tiraban absolutamente de todo al río“. Según explicó Del Frade, aseguraban que el gran cause del Paraná era capaz de disolver cualquier sustancia.

“Esto forma parte de este contexto, las empresas pagan multan para seguir contaminando. Estamos viendo a un empresa que tiene plata suficiente para invertir en seguridad e higiene industrial. No lo hizo. El río es responsabilidad de la Nación, pero la producción y lo que pasa en los muelles y dentro del predio es responsabilidad de la provincia”, señaló.

“Medidas de seguridad necesarias”

La empresa Bunge aseguró que se tomaron “las medidas de seguridad necesarias” luego de que fueran derramados en el río Paraná unos 800 litros de aceite crudo de soja.

En un comunicado difundido este lunes, indicaron que tras el incidente ocurrido en horas de la madrugada la empresa “llevó a cabo el procedimiento de seguridad pautado en el plan de respuesta y contención de derrames y tomó las medidas de seguridad necesarias para detener la pérdida de producto. Y asimismo destaca, que el material vertido no es contaminante ya que se trata de una sustancia de origen vegetal biodegradable derivado del procesamiento de la soja”.

“Durante todo el proceso de contención y remediación impulsado por la compañía y gestionado por la empresa privada CleanSea, especialista en la materia, se contó con la supervisión y asistencia de la Prefectura Naval Argentina”, afirmaron desde Bunge.

Subrayaron que “las causas del incidente continúan en proceso de investigación” y que “todo el personal del área se encuentra trabajando para controlar la situación y minimizar el impacto medioambiental”.

“Como compañía global responsable, Bunge enfoca todos sus esfuerzos a minimizar cualquier riesgo que pueda provocar lesiones o daños a la propiedad y al entorno natural de las localidades donde opera, reafirmando su compromiso con la seguridad y el medio ambiente”, sostuvieron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *