Diagnosticaron por WhatsApp y le salvaron la vida a una beba

Una beba de un año y diez meses estaba de vacaciones en Punta Cana junto a toda su familia, cuando empezó con un cuadro severo de deshidratación y diarrea. Ningún médico del lugar acertaba el diagnóstico, hasta que dos pediatras que estaban en la ciudad bonaerense de San Pedro lo hicieron a través de WhatsApp y pudieron salvarle la vida.

La nena, que vive en Comodoro Rivadavia, inició su viaje de vacaciones con fuertes diarreas, vómitos, fiebre y decaimiento. Sus padres la llevaron a una clínica de la localidad de La Romana, en República Dominicana, donde la tuvieron internada y le sacaron sangre para hacerle estudios. Pero al día siguiente no despertó y, a pesar de numerosos intentos, los médicos no pudieron dar con la causa del malestar.

El tío de la nena, que vive en San Pedro, se contactó con Liliana Doldán y Francisca Urrutia, dos pediatras de su ciudad. Y a través de WhatsApp, las doctoras le pidieron a la mujer que les describiera los síntomas y que les mandara fotos de la nena y de los análisis.

Con todos los datos que les enviaron, las profesionales descubrieron que la beba tenía síndrome urémico hemolítico, una bacteria presente en alimentos o agua contaminados.

“Nos contactamos por WhatsApp al principio, después nos comunicamos con los médicos”, contó Liliana Doldán. Mirá el video y escuchá el relato de las médicas:

 

Fuente: Telefé Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *