EPE: “Es imposible prometer que no haya cortes” en el verano

EPE: “Es imposible prometer que no haya cortes” en el verano. El interventor de la EPE aseguró que trabajan para que sean los menos posibles y se restituya el servicio en el menor tiempo posible. Admitió que el congelamiento de tarifas fue un límite para mantenimiento y obras

El interventor de la Empresa Provincial de la Energía (EPE), Mauricio Caussi, dijo que “es imposible prometer que no haya cortes” de energía en el verano. “Sí prometemos mucho trabajo, creatividad y dedicación”, agregó. También admitió que la decisión política de congelar tarifas terminó poniendo un límite a las inversiones que la EPE hizo en mantenimiento y obras.

En diálogo con el diario UNO Santa Fe, Caussi se refirió al estado en que encontró la empresa, a la deuda con Cammesa, las principales líneas de acción que se implementaron en la EPE y anticipó que la intervención está a días de terminar para que se normalice la firma estatal.

Este va a ser un verano muy particular, inédito. No podernos trasladar a los lugares de vacaciones nos va a obligar a quedarnos en casa, a alquilar una quinta cerca de la ciudad. Eso significa que nos vamos a quedar en la provincia y va a implicar un crecimiento de la demanda de energía, porque se va a filtrar más la pileta y se va a usar más el aire acondicionado y el resto de los electrodomésticos”, analizó sobre lo que se viene para los próximos meses.

Al ser consultado sobre si hay una estimación de cuánto se va a incrementar la demanda de energía a partir de que los santafesinos no van a poder vacacionar fuera de la provincia, Caussi respondió: “Es imposible estimar eso. Sí podemos decir que si se analiza la evolución del consumo de energía entre enero y septiembre de este año, respecto de igual período del año pasado, el consumo de energía en Santa Fe aumentó un 8,5 por ciento. Si a eso le sumamos que fruto de la crisis económica en el sector productivo hubo una disminución del consumo, eso quiere decir que el crecimiento del consumo domiciliario o residencial aumentó por encima del 10 por ciento”.

“Si, además sumamos que no nos vamos a poder ir de vacaciones como sucede de forma habitual, estamos hablando de un incremento aún mayor. Por eso estamos agotando esfuerzos y poniendo toda la creatividad para realizar las inversiones“, dijo y enumeró que se invirtió en el mantenimiento y nuevo equipamiento para el Parque Industrial de Sauce Viejo, en la estación transformadora Blas Parera, entre otras.

Además, Caussi dijo que las tarifas no variaron y “ese es otro logro de la gestión” porque “fue una promesa de campaña de Omar Perotti y eso lo cumplió”. El interventor de la EPE aseguró que eso implicó una exigencia muy fuerte para las finanzas de la empresa y significó para el sector productivo un ahorro de 2.000 millones de pesos.

“Por un lado están los recursos financieros y humanos y, por otro, un mayor consumo. Eso nos obliga a tomar decisiones políticas, a poner prioridades. Prometer la posibilidad de que no haya cortes es imposible. No vamos a prometer eso porque no vamos a actuar de mala fe. No vamos a prometer lo que no estamos seguros de poder cumplir. Sí prometemos mucho trabajo, creatividad y dedicación. Por eso queremos que los santafesinos y santafesinas cuiden la energía para poder tener energía y cuidarnos entre todos frente a la pandemia”, añadió.

“Con Perotti –remarcó– tuvimos claro que la dinámica perversa de aumentar tarifas en las que nos metió el macrismo en el período 2015-2019 y que el socialismo acompañó en gran parte de su gestión, porque trasladó todos los aumentos e hizo aumentos propios del VAD (Valor Agregado de Distribución) hasta marzo de 2019, cuando era el período electoral. En la provincia, en la gestión Lifschitz, las tarifas aumentaron entre un 350 y hasta un 2.000 por ciento en algunos casos”.

“Esa dinámica perversa para el bolsillo de santafesinos y santafesinas, porque significó el cierre de comercios e industrias y el desequilibrio de las cuentas en los hogares, había que revertirla. Por eso congelamos tarifas y decidimos concentrar la deuda en Cammesa, que es la empresa que despacha la energía en todo el país y que está conformada por los generadores que son los grandes grupos económicos del sector energético. Ellos fueron los grandes beneficiarios de la política energética de Macri”, argumentó.

Luego continuó: “Nuestra decisión fue que todo el costo financiero que significa congelar tarifas se concentre en Cammesa y por eso creció nuestra deuda. Hoy la deuda está cerca de los 13.000 millones de pesos, dejamos de ser el principal deudor. Pero los números son muy claros porque heredamos una deuda de 5.000 millones de pesos y la recaudación en el período enero septiembre estuvo en 7.500 millones de pesos menos que lo aprobado en el presupuesto 2020. Los 5.000 más los 7.500 millones son casi los 13.000 millones que le debemos a Cammesa”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *