Escándalo por abusos: La iglesia se puso a disposición de la Justicia

El obispo Macín emitió un comunicado en el que se solidarizó con las familias de las víctimas. Esta mañana el padre Néstor Fabián Monzón fue formalmente imputado por el abuso sexual de una nena de 3 años.

Reconquista – Monzón fue apresado ayer en la parroquia a la que había sido destinado hace siete meses. Tras la detención del cura, acusado de graves delitos contra la integridad sexual de dos menores, la cancillería del Obispado de Reconquista que preside monseñor Ángel José Mancín, emitió un comunicado en el que expresó la “disponibilidad de la institución católica para colaborar con la Justicia ante la acusación penal” que pesa sobre uno de sus miembros.

“Ante las informaciones que son de público conocimiento y que involucran al padre Néstor Fabián Monzón en una acusación penal, el Obispado de Reconquista comunica su pesar por esta situación y su disponibilidad para colaborar con la Justicia, en vistas a que pueda lograrse un pronto esclarecimiento de la misma”, comienza el texto.

El obispo manifestó “su solidaridad para con las familias afectadas por estos acontecimientos y también su compromiso de cercanía y acompañamiento con todas las partes involucradas”.

Por último, invitaron “a todos los fieles a que acrecienten su oración, pidiendo para que se pueda alcanzar la verdad y la justicia en torno a estos hechos, para el bien de todos”, cierra el comunicado.

 

Signos de abuso

“La menor presentaba signos de abuso y que fue contagiada de una enfermedad de transmisión sexual denominada papiloma humano”, para lo cual se hizo una intervención quirúrgica para extraerle muestras y poder realizar una biopsia que dio positivo, precisaron los fiscales del caso Rubén Martínez y Alejandro Rodríguez.

Con todos esos elementos -añadieron-, ayer decidimos la detención del cura Néstor Monzón, que lleva 7 meses radicado en Reconquista, para “evitar el entorpecimiento probatorio, porque no podemos dejar de tener en cuenta que siendo un ministro religioso ejerce determinada influencia sobre sus feligreses que puede condicionar sus testimonios; y hoy le imputamos abuso sexual gravemente ultrajante agravado por su condición de sacerdote en perjuicio de la nena de 3 años”.

Respecto del otro caso, los representantes del Ministerio Público de la Acusación confiaron que “los dichos de la nena guardan relación con que cuando sucedían los abusos estaba acompañada de un primito de 5 años. Luego de una entrevista con nosotros, los padres del nene habilitaron que pueda ser visto por una psicóloga del MPA el jueves que viene y de ahí en más se verá cómo se procede”.

Próxima audiencia

Esta mañana, los fiscales Martínez y Rodríguez, atribuyeron formalmente la acusación penal al cura de 47 años, por considerarlo presunto autor de los delitos de “abuso sexual gravemente ultrajante, agravado por la condición de ser un ministro de un culto religioso reconocido y por producir un grave daño en la salud de la víctima”, indicaron desde la oficina de prensa del Ministerio Público de la Acusación.

Al frente de la audiencia estuvo el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Ireneo Berzano, quien prorrogó para el viernes a las 7.30 horas el tratamiento de la medida cautelar, en la que los fiscales adelantaron que pedirán la prisión preventiva para el sacerdote.

Los fiscales Martínez y Rodríguez, precisaron que “hicimos consultas previas con una psicóloga para confirmar esa versión de la nena y cuando se tuvo la seguridad de la denuncia comenzamos a intervenir de acuerdo al protocolo que tenemos de intervención para casos de abusos sexuales a menores”.

En ese sentido, indicaron que “esto se orienta en dos aspectos, uno la contención psicológica de las víctimas y poder establecer la veracidad del relato, y el otro es el examen físico para determinar las huellas del abuso sexual en la menor”.

Fuente: El Litoral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *