Escuelas en la mira: Robos y actos de vandalismos se suceden en las instituciones

Robos y actos de vandalismos se suceden en las instituciones. A los robos de bicicletas, se suman destrozos y roturas como los sucedidos este fin de semana en la Escuela N° 316 Guillermo Lehmann

Las escuelas de la ciudad no se salvan de la inseguridad. A la preocupación por los numerosos robos de bicicletas que afectan a todas las instituciones, se suman los daños y destrozos que este fin de semana sufrió la Escuela N° 316 Guillermo Lehmann. “Abrieron armarios que estaban con llaves, destrozaron información importante, desparramaron documentación que es el legajo de los niños, que hace al archivo histórico de la escuela. Han desparramado y tirado, roto láminas”, detallaron las directivas de la institución.

Además, dijeron que aún no se sabe por dónde entraron, pero no es la primera vez. “La semana pasada habían sacado un matafuegos, lo robaron y lo habían vaciado en el patio. Dos lunes consecutivos, durante el fin de semana es una zona muy tranquila y calculamos que es eso lo que les da pie a entrar a la escuela. El lunes anterior fue el matafuegos y este lunes el ingreso al exjardín”.

Leer mas: Preocupa e indigna la ola de robos de bicicletas en escuelas de la ciudad

“Da mucha bronca ver cómo andan desparramado y se han metido en la intimidad de la escuela. Fueron tres aulas, una cocina y un sector de secretaria. No pudimos observar que se hayan llevado nada puntualmente. Sentimos bronca porque llegar el lunes a trabajar y encontrarte con esta situación no es nada agradable”, lamentaron.

A la hora de la verdad nos encontramos vulnerados. Ingresan a los domicilios, ingresan a las escuelas, hacen lo que quieren, destrozan como quieren

Educar desde la familia

Las docentes hicieron especial hincapié en la importancia de la familia para evitar este tipo de hechos. “La reflexión tiene que ver con la formación de nuestros alumnos y la formación de las personas. Desde la institución estamos trabajando para formar al ciudadano, necesitamos el apoyo de las familias“.

“Por las características de lo que vemos podemos apuntar a una franja etaria porque no han llevado nada de valor. Desde la escuela trabajamos para que las familias acompañen en la formación del alumno. Vemos que desde la casa necesitamos más compromiso, pero como ciudad, como localidad porque no sabemos quienes fueron, no sabemos si quienes hicieron esto pasaron por la escuela”, dijeron.

Las directivas aseguraron que es necesario que “desde las familias veamos qué están haciendo nuestros niños, qué están haciendo nuestros jóvenes y cómo podemos contribuir para evitar estos dolores de cabeza a las instituciones. Alzamos la voz contra las instituciones y no nos damos cuenta que somos todos responsables, desde la formación de la casa hasta los otros estamentos. Irrita porque, ¿qué mensaje le estamos dando a los niños de nuestra escuela? Les decimos que hay que ser buenas personas, que tenemos que confiar en aquellos que tienen autoridad y a la hora de la verdad nos encontramos vulnerados. Ingresan a los domicilios, ingresan a las escuelas, hacen lo que quieren, destrozan como quieren y no podemos determinar quienes son”, lamentaron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *