El esperancino buscado en Córdoba, Yoel Botta, se comunicó con su familia

Yoel Botta dio señales de vida días después de que su madre denunciara su desaparición en la provincia de Córdoba, donde el joven viajaba como mochilero junto a un amigo.

Dos jóvenes de 23 años eran buscando en Córdoba a raíz de la denuncia de la madre de uno de ellos. Afortunadamente, en los últimos días se comunicaron con sus respectivas familias para avisar que se encuentran bien y fuera de peligro. Ya no viajan juntos, aunque seguirían en las sierras de Córdoba.

Aunque formalmente no fue retirado aún el pedido de paradero, fuentes policiales de la Unidad Regional XI confirmaron que “extraoficialmente sabemos que Yoel Botta se comunicó por teléfono con su madre para decirle que está bien y se encuentra en la localidad de San Marcos Sierra”.

Además, el muchacho habría consignado que “está solo”. El contacto se habría producido el sábado, cuando advertido de lo que estaba ocurriendo en su ciudad, llamó a su casa para llevar tranquilidad.

Por su parte, familiares de Milton M. el compañero de viaje de Botta, se mostraron molestos ya que en ningún momento solicitaron la búsqueda porque incluso el domingo 12 de marzo, previo a que el caso tomara notoriedad, el mochilero se había puesto en contacto. Desde el entorno del joven también aseguraron que se encuentra bien, aunque con un destino diferente al de su amigo.

Yoel y Milton salieron de mochileros en bicicleta a principios de enero y desde entonces recorren las sierras de Córdoba. La preocupación de la familia de uno de ellos sobrevino cuando dejaron de recibir novedades el 4 de marzo.

En esa última llamada el mochilero, que se gana la vida como artista callejero, le contó a su madre que se encontraban en un camping de San Marcos Sierra. Diez días después la mujer realizó una constancia de paradero en la comisaría 1ra. de Esperanza.

Fuente: El Litoral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *