Ante la aparición de peces muertos, recomendaciones para un consumo seguro

Ante la aparición de peces muertos, recomendaciones para un consumo seguro. Desde la Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria indicaron que es “desaconsejado” el consumo de ejemplares que se encuentran muertos o moribundos.

La Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria recomendó no consumir aquellos peces que se encuentran muertos o agonizando sobre las costas de algunas localidades de la provincia.

El director de la Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria (Assal), Eduardo Elizalde, informó que está totalmente desaconsejado el consumo de ejemplares, muertos o moribundos en estas circunstancias, ya que los peces se descomponen rápidamente y podrían representar un grave riesgo para la salud.

Desde la entidad recuerdan que sólo debe consumirse el pescado fresco, que es el obtenido de especímenes sanos y de calidad adecuada para el consumo humano, convenientemente lavado y adecuadamente conservado.

A tener en cuenta

* Adquirir pescados y alimentos derivados en negocios o establecimientos habilitados y que se encuentren en buenas condiciones de higiene.

* Corroborar que los pescados frescos mantengan la cadena de frío en heladeras o recipientes con hielo, y que no estén expuestos al sol o al aire libre.

* Si adquiere pescados congelados, controle que se encuentren correctamente envasados y totalmente rígidos. Una vez descongelados, deben consumirse y no volver a congelarse.

* Verificar la existencia de rótulos en los productos procesados; en el caso de enlatados, estos no deben estar abollados, oxidados e hinchados.

* Separar los pescados y mariscos crudos de aquellos productos listos para consumir mientras se realiza la compra, en la heladera y durante la elaboración de los alimentos en el hogar.

* Si va se va consumir empanadas ya cocidas, verificar que las mismas estén conservadas en refrigeración. Al momento de consumirlas, calentarlas completamente.

* Si va a elaborar empanadas para la venta, adquirir las materias primas en establecimientos habilitados y exigir la documentación correspondiente para su comercialización.

* Cocinar completamente los alimentos que va a consumir.

No consumir nunca cuando…

* Tenga una consistencia blanda y floja. Una forma de comprobar esto es hacer presión con los dedos y ver si las marcas persisten.

* Presente pérdida del brillo metálico de la piel y formación de una viscosidad pegajosa sobre la superficie.

* Los ojos estén hundidos.

* Las branquias se tornen de color gris y negro verdoso.

* Tenga olores extraños o anormales.

Fuente: Diario Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *