Caso Baraldo: Comienza el juicio por abuso sexual que conmocionó a Esperanza

Caso Baraldo: Comienza el juicio por abuso sexual que conmocionó a Esperanza. Los acusados son los abuelos maternos y un tío del nene de 11 años. Los abusos fueron denunciados por la mamá de la víctima en agosto de 2014. Un primer juicio se inició en octubre de 2017, pero fue declarado inválido. Los tres imputados están libres.

Se inicia este lunes 13 el juicio oral y público por el caso de abuso sexual intrafamiliar de un chico de 11 años que conmocionó Esperanza y trascendió en todo el país en 2014, cuando la madre de la víctima presentó la denuncia.

Los acusados son Víctor Hugo Baraldo, su esposa Nidia Noemí Morandini y el hijo de ambos, Juan Pablo Baraldo; quienes son, respectivamente, el abuelo, la abuela y el tío del chico (el cual era policía al momento de los hechos). A su vez, son los padres y el hermano de la denunciante, Fernanda Baraldo. Los dos hombres están sospechados de haber violado al nene, mientras la mujer observaba e instigaba esos actos.

El 25 de octubre de 2017 se dio inicio a un primer juicio, pero el mismo fue suspendido una semana después y declarado inválido tras la recusación de los jueces actuantes por parte de la querella.

Ahora, el nuevo tribunal estará integrado por tres abogados de la matrícula que fueron sorteados como conjueces: Néstor Pereyra; Jorge Luis Silva y Alfredo Martín Olivera. Está previsto que las audiencias comiencen a las 10:00 en Santa Fe. Los fiscales que investigaron el caso son Omar De Pedro y Daniel Fillipi.

Los tres imputados permanecieron en prisión preventiva hasta diciembre pasado, cuando recuperaron su libertad.

De Pedro recordó que los letrados que fueron elegidos conjueces para esta oportunidad también fueron recusados, pero en este caso por la defensa. Sin embargo, ese planteo fue denegado por la Cámara de Apelaciones. “Por este motivo, finalmente, los tres jueces sorteados sí serán los que estarán en el juicio”, aseguró el fiscal.

Dicha Cámara, además, ordenó que el debate se inicie de forma inmediata. “Estamos ante un caso de delitos sexuales de altísima gravedad en el que la víctima es una persona menor de edad”, indicó el fiscal, y remarcó: “es fundamental garantizar que se debatirá acerca de lo ocurrido y que, de una vez por todas, se pueda escuchar en el juicio el relato que ya hizo el menor cuando fue entrevistado por psicólogos en cámara Gesell”.

Acusados

El abuelo del niño fue acusado por los fiscales como autor de los delitos de abuso sexual con acceso carnal agravado (por resultar grave daño en la salud mental de la víctima; por ser cometido por ascendiente, encargado de la educación y guarda; por ser cometido por dos personas; y por aprovechar la situación de convivencia preexistente con el niño menor de edad) y promoción de la corrupción de menor agravada (por ser la víctima menor de 13 años; y por ser ascendiente y personas conviviente y encargada de la educación y guarda del menor), ambos delitos en concurso ideal. Además, fue imputado como autor de coacciones reiteradas, en concurso ideal con los otros dos delitos.

Por su parte, al tío de la víctima, los funcionarios del MPA le atribuyeron la autoría de los delitos de abuso sexual con acceso carnal agravado (por resultar grave daño en la salud mental de la víctima y por ser encargado de la guarda) y promoción de la corrupción de menor agravada (por ser la víctima un menor de 13 años y por ser el imputado persona encargada de la guarda del menor), ambos delitos en concurso ideal. Además, fue imputado como autor de los delitos de coacción agravada por el uso de arma de fuego y desobediencia a un mandato judicial, todo en concurso real.

En tanto, la abuela del niño será juzgada como autora del delito de promoción de la corrupción de un menor agravada (por ser la víctima menor de 13 años y por ser ascendiente y persona conviviente encargada de la educación y guarda del menor) y partícipe principal del delito de abuso sexual con acceso carnal reiterado agravado (por resultar grave daño en la salud mental de la víctima; ser cometido por ascendiente, encargado de la educación y guarda; ser cometido por dos personas y por aprovechar la situación de convivencia preexistente con el niño menor de 18 años), ambos delitos en concurso ideal.

Las penas que solicitaron los fiscales son de 22 años de prisión para el abuelo de la víctima; 20 años para el tío y 25 para la abuela del niño.

Fuente: LT 10 – Ministerio Público de la Acusación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *