Caso Baraldo: Los tres condenados quedan en prisión

Caso Baraldo: Los tres condenados quedan en prisión. La medida fue dispuesta hasta que quede firme la sentencia. El lunes los acusados fueron condenados a 20, 18 y 16 años de prisión.

Los tres acusados en el Caso Baraldo quedaron detenidos al dictárseles, por unanimidad, la prisión preventiva hasta tanto quede firme la sentencia

La medida la dispuso el tribunal integrado por los jueces Pablo Busaniche (presidente), Rodolfo Mingarini y José García Troiano. La audiencia, que duró aproximadamente cuatro horas, se desarrolló en la Sala 6 de los Tribunales santafesinos y tras la misma los implicados quedaron a disposición del Servicio Penitenciario.

Leer más: “Es un fallo ejemplar y espero que sea el disparador de un montón de denuncias”

El pasado lunes fueron condenados Nidia Noemí Morandini a 20 años de prisión, su esposo Víctor Hugo Baraldo a 18 años, y el hijo de ambos, Juan Pablo Baraldo a 16 años. El tribunal los halló responsables de abuso sexual con acceso carnal del niño y consideraron como agravantes que se trataba de personas que convivían con él, y que estaban encargadas de protegerlo y educarlo, entre otros aspectos.

Aberrante

Los ataques contra el chico fueron denunciados el 5 de agosto de 2014 por la mamá de la víctima, Fernanda Baraldo, que es hija y hermana de los condenados, ni bien su hijo —hoy adolescente— se animó a contarle lo que le había pasado tiempo atrás y estaba al cuidado de sus abuelos y tío.

Una fotografía fue el rastro para que la mamá se diera cuenta de que su hijo había sido abusado en reiteradas oportunidades por su abuelo y su tío, con el consentimiento de la abuela, cuando el niño tenía entre 5 y 9 años. Aquel registro fotográfico fue encontrado en el celular del tío y sirvió para desnudar el abuso intrafamiliar.

Una vez radicada la denuncia, la fiscal Clelia Trossero ordenó la detención del abuelo del niño, y tres días después el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP) Sergio Carraro dispuso la prisión preventiva. Un mes después, y por medio del testimonio tomado al menor en una Cámara Gesell, surgió que los abusos se habían cometido con el consentimiento de la abuela por lo que también se ordenó su detención.

En octubre del 2015, fue imputado en Tribunales el tío de la víctima, quien quedó en prisión preventiva por abuso sexual y coacciones agravadas por el uso de arma de fuego, ya que el mismo oficiaba como agente en una comisaría de Esperanza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *