Tras los incidentes, deciden el cierre definitivo del torneo Antorcha

Cierre definitivo del torneo Antorcha. Tras los hechos de violencia sucedidos y las medidas exigidas a los organizadores, estos decidieron terminar con el torneo amateur

Adrián Iñíguez, encargado del torneo amateur de fútbol Antorcha, explicó que luego de lo sucedido durante el último fin de semana. “Es una mezcla entre bronca e impotencia. 33 años de Antorcha y que tenga que terminar así”.

“Nos costó, fue una decisión que tomamos en familia. Era un emprendimiento que nos gustaba, lo pasábamos bien los sábados pero ya no tenía sentido porque con lo que pasó el sábado. En vez de sentir que teníamos apoyo de las entidades, me investigaron a mí, en lugar de buscar a los que habían hecho lío y que tenían identificado, sabían nombre y apellido, eran matones, gente de afuera”, reiteró Iñíguez.

Explicó que “si bien se habían agarrado dos jugadores”, el torneo cuenta con “sanciones para eso”. Sin embargo, insistió en que lo ocurrido el sábado se debió a la intervención de “gente de afuera. Eran matones que querían pelear con otros“.

La sociedad está muy cambiada, muy alocada como para seguir arriesgando

Iñíguez también apuntó a la inseguridad que se vive desde hace un tiempo en la ciudad. “La sociedad está muy cambiada, muy alocada como para seguir arriesgando porque vienen muchos chicos, muchas madres, novias de los jugadores… Algunos me planteaban qué garantías podía dar para el sábado, ¡ninguna! porque que yo ponga adicionales no va a cambiar nada, ya hemos tenido y decidimos con la policía que no era conveniente”, aseguró.

En cuanto a quienes participaban del torneo, señaló que si bien “la mayoría lamenta” que se dé por terminado el torneo, “también me entienden. Saben que la situación es complicada. Me siento muy solo, no puedo ir un sábado a esperar que no pase nada, no corresponde”

“Eso no es lo que yo pesé ni lo que quiero de cualquier torneo de fútbol. Yo no puedo ir a esperar que termine bien la tarde, tengo que ir a disfrutarla como iba siempre. Lo analizamos y vimos que no íbamos a disfrutar esto y que no tenía sentido seguirlo. Yo no me siento responsable, pero termino siéndolo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *