Continúa el calor agobiante en la ciudad y rige un alerta amarilla por altas temperaturas

Continúa el calor agobiante en la ciudad. Persisten las altas temperaturas en la región, al menos, hasta el día jueves. Hoy, la máxima podría superar los 37°C.

El Servicio Meteorológico Nacional emitió un nuevo alerta por Ola de calor para gran parte de la superficie argentina. Desde hace días, las altas temperaturas persisten en la región y no se esperan cambios para los próximos. En nuestra región, el nivel de alerta es Amarillo, que significa “leve a moderado” respecto al efecto en la salud.

¿Qué significa esto? Quiere decir que las altas temperaturas que se registran en la zona pueden ser peligrosas, especialmente para los grupos de riesgo, bebés y niños pequeños, personas mayores de 65 años o aquellos con enfermedades crónicas como hipertensión arterial, obesidad y/o diabetes.

Este lunes sigue el calor agobiante. Según todos los servicios meteorológicos, la máxima superará los 37°C, pudiendo causar efectos peligrosos en la salud de la población. Por eso, es muy importante estar atentos y evitar situaciones de riesgo, como exponerse al sol.

Para el martes, el SMN anticipa una máxima de 36°C, para el miércoles se esperan 38°C, mientras que el jueves la máxima sería de 35°C. No se esperan lluvias ni alivia, al menos, hasta esa fecha.

Precauciones

Prepará hielo y suficiente cantidad de agua (potable) en la heladera y tené en cuenta la posibilidad de cortes de luz.

Prestá atención y tomá precauciones con las personas que puedan verse más afectadas: familiares y vecinosde edad avanzada, los niños pequeños, la gente con alguna enfermedad o con sobrepeso y las personas en situación de calle.

Es posible que requieran ayuda, por eso es importante que cuente con los teléfonos de emergencias, si alguna descompensación ocurriera en el hogar y/o en la vía pública. Recordá que para comunicarte directamente con el servicio de emergencia tenés que marcar *107 (asterisco 107)

Asegurate de que las mascotas y otros animales tengan agua y sombra. Ellos también pueden sufrir un golpe de calor que puede causarles la muerte. No los dejes correr ni que estén expuestos al sol.

Síntomas

Ante la presencia de alguno de estos síntomas se recomienda pedir a alguien que solicite ayuda y asistir a la víctima tratando de enfriarla, ya que se puede tratar de una emergencia.

* Sed intensa y sequedad en la boca (deshidratación)
* Temperatura mayor a 39º C (medida en la axila)
* Sudoración excesiva
* Sensación de calor sofocante
* Piel seca
* Agotamiento, cansancio o debilidad
* Mareos o desmayo
* Vértigo
* Calambres musculares
* Agitación
* Dolores de estómago, falta de apetito, náuseas o vómitos
* Dolores de cabeza (sensación de latido u opresión)
* Estado de confusión, desorientación, delirio o incluso coma o convulsiones

Qué hacer

Ante los síntomas mencionados, desde el Ministerio señalaron que es necesario:
* llevar a la persona afectada a un área sombreada,
* enfriarla rápidamente utilizando cualquier método disponible, por ejemplo:
* sumergirla en agua fría
* rociarla con agua fría
* aplicarle compresas de agua fría
* si la humedad es baja, envolver a la víctima en una sábana mojada y abanicarla vigorosamente
* no ofrecerle de beber si está inconsciente y conseguir asistencia médica lo antes posible.

Prevenir y evitar

En cuanto a los niños, como medidas de prevención se detalló la importancia de ofrecer frecuentemente líquidos (agua o jugos naturales) y a los lactantes, el pecho. También sugirieron no ofrecer bebidas muy azucaradas ni muy frías, ni comidas calientes y pesadas. Es importante incorporar mayor cantidad de sal que lo habitual, bañarlos o mojarlos con frecuencia, evitar juegos o actividades físicas, seleccionar lugares frescos y ventilados y vestirlos con ropa amplia, liviana, de algodón y de color claro.

En el caso de los jóvenes y adolescentes, las recomendaciones ponen el acento en no consumir bebidas alcohólicas, evitar los esfuerzos físicos intensos, seleccionar lugares frescos para descansar y sentarse o recostarse cuando sientan mareos.

En tanto, para los adultos mayores, se recomienda que descansen en lugares frescos y ventilados, desabrigarlos y ofrecerles líquidos aunque no manifiesten sed.

Ante la presencia de un síntoma de golpe de calor se debe consultar con urgencia al Centro de Salud más cercano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *