Cuando se busca a una persona hoy, “se trabaja con todos los recursos disponibles para encontrarla”

Cuando se busca a una persona hoy, “se trabaja con todos los recursos disponibles”. Así lo explicó Norberto Zimermann, de la Policía de Investigaciones (PDI) de nuestra ciudad

Tras una gran labor investigativa, la PDI encontró al esperancino Juan Barú en la ciudad de Santa Fe, tras una intensa búsqueda realizada en nuestra ciudad durante el fin de semana.

Norberto Zimermann, de la PDI Esperanza, brindó detalles sobre el paradero de Juan Barú y todo el operativo que se llevó adelante para encontrarlo. “La búsqueda involucró tanto helicópteros de la policía de la provincia, drones, la división canes y todo el personal de la Unidad Regional XI“, comenzó diciendo.

“Se pudo establecer que la persona había tomado un remise Chevrolet Corsa gris de una empresa local y en el día de la víspera se establece cuál era el chófer que lo había trasladado”, con ese dato, los investigadores pudieron establecer también que “el pasaje había sido a la zona de la terminal de ómnibus de Santa Fe”.

A partir de allí, “una comisión de esta dependencia se trasladó a la ciudad capital. Entablamos diálogo con al sala de monitorio del 911 y de la ciudad de Santa Fe. En esta última se divisa en su cámara, el arribo del señor a las 18:40 horas descendiendo del remise. En razón de eso nos comisionamos en la terminal de ómnibus donde se hace una búsqueda tanto de vistas fílmicas como de personas a entrevistar para localizar el paradero de esta persona”.

“Se hizo un rastrillaje de zonas aledañas y a través de un personal policial de acá, tomamos conocimiento de que una vecina de Esperanza lo había visto salir de la terminal en el momento en que nos encontrábamos en la zona, por la puerta sur del edificio. Intensificamos el rastrillaje camino a la zona portuaria y se divisa a una persona sentada en calle Rivadavia y Crespo, en plaza España”.

“A la distancia coincidía con las características de Barú, y era él. Al llamarlo por su nombre respondió en tiempo y forma, estaba ubicado en tiempo y espacio y se le dio conocimiento de todo el operativo que había demandado su búsqueda. Él no estaba enterado de nada, nos acompañó y fue trasladado a Esperanza”, señaló.

Al llegar a nuestra ciudad, el hombre fue examinado por el médico policial de turno, quien certificó que no presentaba “ningún tipo de lesiones o dolencias y de inmediato, conforme a lo ordenado por la fiscal, fue entregado a la familia”.

“Se piensa lo peor”

Zimermann también explicó que “hoy un pedido de paradero se toma con una visión distinta de años anteriores. Antes se pensaba que una persona podía irse de su casa y nada más”.

“Hoy se piensa lo peor se agotan las instancias para descartar esa situación y si es una problema ordinario o común, hay tiempo para demandar eso. En principio se trabaja con todos los recursos disponibles para encontrar a la persona”, aseguró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *