Defensa Civil se prepara para afrontar los temporales en la ciudad

Defensa Civil se prepara para afrontar los temporales. Tras dos fuertes tormentas, desde la Junta Municipal detalla trabajos realizados, protocolos de seguridad y prevención

Con la primavera llegaron también las primeras tormentas fuertes que suelen caracterizar la temporada estival en nuestra región. Tras los inconvenientes sufridos en distintos barrios de la ciudad tanto el martes, como el domingo a la madrugada, Adrián Fernández recordó que en esta época del año “estos eventos son recurrentes. Comenzamos con un evento el día martes y culminamos con otro en la noche del sábado, madrugada del domingo”.

Fernández explicó que se reunió a las fuerzas integrantes de Defensa Civil “a fines de estar organizados y de evaluar cuáles son las debilidades y fortalezas; no sólo los recursos humanos sino también la parte logística (herramientas, maquinaria, dispositivos) para que estén lo suficientemente capacitados y organizados”. Según explicó, el objetivo es que “cuando tengan que ejecutar acciones inmediatas, puedan hacerlo con la mayor rapidez y en la forma más efectiva“.

Se necesita la cooperación de todos

Es importante señalar que, tras las tormentas de estos últimos días, personal municipal se topado -una vez más- con una importante cantidad de basura domiciliaria en desagües y bocas de tormentas en distintos barrios de la ciudad.

“Con el residuo domiciliario hemos tenido inconvenientes porque muchos no toman la responsabilidad de colocarlos en altura, a pesar de que hay una ordenanza que obliga a cada frentista a tener su depósito de basura en altura, para que los animales no lleguen a sacarlo de ahí”, señaló.

Otro de los problemas se suscitó con la cartelería política. “Las fuertes ráfagas de viento han hecho que se desprendan esos carteles. El material con que están hechos es muy liviano y cayó sobre el caudal de agua acumulado. Las cuadrillas que han trabajo el domingo han juntado gran cantidad de esos carteles“.

Sobre los árboles caídos, detalló que hubo seis: en barrio norte, este, centro y sur. “Inmediatamente se señala y evita el tránsito vehicular en el lugar, por lo que en muy poquito tiempo fue normalizado”.

Fernández también recordó que, cuando las lluvias abundantes provocan anegamientos en las calles, se pide a los vecinos no circular. “y darle lugar a los servicios que están trabajando para cumplir con los reclamos y necesidades de los vecinos en distintas partes del ejido urbano”.

Cortes de luz. El funcionario señaló que los inconvenientes “fueron propios de un temporal de ráfagas de viento. Ha sido afectada la red domiciliaria y la de alumbrado público”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *