Dos menores a los tiros en pleno barrio Este

Dos menores a los tiros. En un confuso hecho detonaron una pistola nueve milímetros y agredieron a una oficial de la policía. Conmoción en el barrio

El hecho ocurrió alrededor de las 5:00 de la mañana, en la zona de Gümes y Rohmang. En esa esquina de barrio Este, los vecinos escucharon lo que interpretaron “como un cuete”, escucharon gritos y vieron a los menores correr por las calles del barrio.

Los mismos vecinos contaron a PLAY TELEVISIÓN que ven a uno de esos chicos pasar todos los días; y que luego de ser aprehendido por la policía quedó en libertad. “¿Qué vamos a hacer si no hacen nada? Yo tengo alarma y bien cerradas las puertas con trabas. Nunca vimos una cosa como la esta madrugada”, explicaron.

Una vecina alertó que dos masculinos que andaban en un motocicleta, estaban efectuando tiros

“Se escuchó un ruido y se escucharon gritos. Cerramos todo y después se escuchaba la policía. Nosotros siempre tenemos puertas y ventanas abiertas, pero anoche cerramos todo porque capaz que viene y nos matan durmiendo”, señaló asustada otra vecina.

Parte policial

Alfredo Wimmer brindó detalles sobre lo sucedido: “Ya amaneciendo, una vecina alertó que dos masculinos que andaban en un motocicleta, estaban efectuando tiros. Aportó datos sobre vestimenta y algún dato respecto de la identidad porque pueden ser conocidos de quien dio la aviso”.

“Personal de infantería que realizaba patrullajes en la cercanías identifica a dos menores de similares características que se resistieron a la autoridad“, detalló Wimmer. No obstante “fueron trasladados a la Comisaría Primera. Una funcionaria policial fue agredida físicamente”.

En primera instancia, ambos menores “quedaron detenidos e incomunicados. Se realizaron requisas en los domicilios de los menores y en uno de ellos se procedió al secuestro de una arma de fuego, una pistola calibre 9 mm y de otra información que es util para la causa”. Sobre el arma señalò que “es considerada de uso civil condicional, de alto impacto”.

Luego, “uno de los menores fue remitido a Asuntos Juveniles de la ciudad de Santa Fe y el otro recuperó su libertad”.

Preocupación por armas

Wimmer indicó que hay un dato que preocupa a las autoridades. “En la ciudad el año pasado ya se han secuestrado armas de fuego, porque en estos lugares es normal que las tengan porque se utilizan para la caza o la heredaron de sus abuelos. Lo llamativo es que últimamente se secuestró en poder de gente que vive al margen de la ley y eso es una preocupación para la policía y para la sociedad misma porque ya es un paso más que se da”.

“Esperanza es una ciudad grande desde hace tiempo y hay cosas que tarde o temprano van a llegar aunque no lo queramos asumir. La gente dice que nosotros vivimos como en otro tiempo. Uno como policía trabaja para que esto no suceda, pero son cosas que inevitablemente con el tiempo se ven, como pasa en Rafaela o en otros lugares que siguieron el mismos camino que está siguiendo Esperanza”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *