Polémica: El gobierno nacional intervendrá y quiere expropiar Vicentín

El gobierno nacional intervendrá y buscará expropiar Vicentín. Así lo anunció el Presidente que dijo que será un rescate de una empresa que será esencial para la salida de la pandemia porque “es una gran productora de alimentos

El presidente Alberto Fernández anunció la intervención por 60 días de la empresa Vicentín y que se enviará al Congreso un proyecto de expropiación de la firma surgida en la ciudad de Avellaneda, en el norte de la provincia de Santa Fe. Además, se anunció que Gabriel Delgado, un economista vinculado al Inta, será el interventor.

Uno de los principales motivos expuestos para ir al rescate de la empresa es el sostenimiento de las fuentes laborales. En el Decreto de Necesidad y Urgencia se argumenta que “se encuentran en riesgo no sólo los 2.195 puestos de trabajo de la industria aceitera sino también cerca de 1.000 empleos de la empresa algodonera, 376 de la industria vitivinícola del grupo inversor y 2.057 de la planta frigorífica“.

Además, se indica que “frente a la situación de falencia de Vicentín SAIC y la dilación de los procesos judiciales, su volumen agroexportador (10 millones de toneladas aproximadamente -9% del total de la oferta exportable-) podría ser notoriamente diezmado en beneficio de sus competidores, lo cual conllevaría a un mercado aún más concentrado en los mismos actores transnacionales, en detrimento de los productores nacionales y favoreciendo la formación de activos en el exterior”.

“Queremos que la empresa siga funcionando, que los trabajadores mantengan sus puestos de trabajo y que los pequeños productores puedan seguir vendiéndole lo que producen”, aseguró el mandatario, que estuvo acompañado por el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; por la senadora por Mendoza Anabel Fernández Sagasti, y por el designado interventor, Gabriel Delgado.

El Presidente destacó que el objetivo es “rescatar a la empresa en favor de la economía argentina y de una parte de la economía que tiene particular relevancia como es el mercado de granos y de cereales”.

Que el Estado cuente con una empresa testigo en el sector es algo muy importante”, expresó, y consideró que la medida es “estratégica” y que “favorece a la Argentina para lograr la soberanía alimentaria”.

Por su parte, Kulfas también destacó la importancia de “tener una empresa testigo en el mercado de granos y en el mercado de cambios”.

El proyecto de ley busca declarar a Vicentin de utilidad pública y sujeta a expropiación para que pase a formar parte de un fondo fiduciario que administrará YPF Agro, con lo que se replicará el modelo de gestión mixta. YPF Agro es una compañía de la petrolera nacional que comercializa semillas, productos para la protección y nutrición de cultivos, además de silo bolsas y lubricantes.

El interventor designado por el Estado Nacional es Gabriel Delgado, “un experto en temas agropecuarios” según lo calificó el mandatario, que fue secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca entre 2013 y 2015, es doctor en Finanzas de la Universidad del CEMA y economista del Inta.

Más allá de la intervención, el proceso de convocatoria de acreedores que tramita en el Juzgado de Primera Instancia Civil y Comercial de la Segunda Nominación de Reconquista seguirá su cauce normal. Y se pondrá a disposición de la Justicia toda la información para que se lleve adelante la investigación sobre el proceso de vaciamiento al que fue sometida la empresa.

Vicentín, líder en la producción de alimentos, entró en convocatoria de acreedores luego de que anunciara la cesación de pagos de su deuda a fines del 2019 como resultado de un proceso de vaciamiento. El principal acreedor de la empresa es el Banco Nación, que concentra el 80 por ciento de la deuda financiera.

La empresa cuenta con plantas de cereales y oleaginosas en las localidades santafesinas de Avellaneda, San Lorenzo y Ricardone, una división de producción de Biodiesel (Renova), otra textil que incluye desmotadora, hilandería y tejeduría, una planta de jugo concentrado de uva en San Juan, Vicentín Family Wines en Mendoza, además de acopio y exportación de Miel (Promiel), producción ganadera y sedes en Montevideo, San Pablo y Asunción.

Al ser consultado sobre si desde el Gobierno ya se contactaron con Glencore, una empresa que es socia de Vicentín en una de sus firmas, Fernández respondió: “Nosotros estamos decretando una intervención para saber exactamente lo que pasa adentro del grupo Vicentín. Después veremos qué hacer. Todo eso es muy prematuro para analizar. Sabemos que Glencore es socio en una empresa con Vicentín, pero hay que darle tiempo al tiempo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *