El ITEC imprime en 3D insumos para máscaras de protección

El ITEC imprime en 3D insumos para máscaras de protección. La institución participa del Programa de “Donaciones y Ayuda a Instituciones Sanitarias” que coordina el Municipio

“A raíz de la situación de emergencia sanitaria en la que estamos inmersos, donde se han vuelto crítico inclusive a nivel mundial el disponer de elementos de protección para los profesionales de la salud, el ITEC EL MOLINO se suma a las acciones del Programa de “Donaciones y Ayuda a Instituciones Sanitarias” que coordina el Municipio de Esperanza, institución fundadora del ITEC junto al Centro de Industria, comercio y afincados (CICAE) y la Sociedad Rural de las Colonias”, explicaron.

Se trata de un trabajo en conjunto con docentes y personal del equipo técnico del ITEC, a través del cual se obtuvieron los diseños de Josef Prusa (el mayor fabricante de impresoras 3d de origen checo), homologados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), y se imprimieron, utilizando la tecnología 3D disponible en sus talleres y laboratorios, vinchas para máscaras de protección contra el coranavirus.

El material utilizado inicialmente para la confección de las primeras unidades fue donado por el ITEC, ya que se encontraba disponible en sus talleres para su uso con fines educativos. No obstante, desde el Municipio y con el apoyo de empresarios locales, se gestionó la compra de filamento y policarbonato para entregar a instituciones y voluntarios que tengan impresoras 3D, y poder continuar así con la confección de 400 unidades más.

El día jueves se realizó la entrega del primer lote de 7 vinchas que fueron entregadas a la Municipalidad para ser donadas al Sanatorio Esperanza. Una vez recibido el material e insumos adquiridos se seguirán imprimiendo y entregando al Municipio para que lo hagan llegar a instituciones sanitarias, así como también a personal de Defensa Civil, de acuerdo a las necesidades y requerimientos de cada función.

Sin lugar a dudas, en el contexto de emergencia en el cual estamos inmersos, es preciso trabajar de manera mancomunada, poniendo a disposición cada uno los recursos materiales y tecnológicos así como también el talento humano. Este es un claro ejemplo de articulación institucional público-privada, en pos de brindar soluciones concretas a la comunidad en una situación de crisis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *