El Salado empezó a bajar, pero se esperan lluvias para los próximos días

El Salado empezó a bajar, pero se esperan lluvias. Desde el lunes por la tarde, el río está estacionario en 5,25 metros en el puerto de Santa Fe, bajó en Recreo y apenas varió en Tostado y San Justo.

Después de las últimas lluvias, el río Salado presentó una importante crecida en todo su recorrido. No obstante y gracias a los últimos días de sol, las aguas vienen bajando y el nivel del río desciende en nuestra región.

La onda de crecida del Salado sigue pasando por Santa Fe y Santo Tomé. Ayer a la tarde, alcanzó un pico de 5,68 metros en el puente sobre la Ruta 70, cerca de Recreo, que está mañana bajó a 5,63 metros, un dato alentador. En tanto, en la costanera santotomesina registró 5,44 metros.

En Tostado creció 1 centímetro y sigue alto: 5,67 metros (4 metros, nivel de alerta) mientras que en San Justo supera por más de 30 centímetros el alerta y hoy registró una altura de 9,37 metros. Lo que esto implica es que todavía hay un volumen importante de agua en la cuenca, por lo que se prevé que el Salado seguirá alto varios semanas.

En la cuenca del Paraná, en las ciudades que están aguas arriba, el río -en general- bajó o se mantiene estacionario. En La Paz, por ejemplo, descendió 5 centímetros (midió 5,74 metros) y en Reconquista, 4 centímetros (4,36 metros). El río Iguazú sigue lejos del nivel de alerta (25 metros) y oscila cerca de los 12 metros.

Calor y lluvias

Toda la región sufre una ola de calor que no aflojará, al menos hasta el jueves. Lo malo, es que el alivio llega de la mano de pronósticos de lluvias que comenzarían a registrarse a partir de este miércoles por la mañana y continuarían, al menos, hasta el viernes.

El Salado empezó a bajar, pero se esperan lluvias para lo que resta de la semana

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *