Gregoria Matorras: “Estamos en una situación crítica, con un edificio a medias y alumnos desperdigamos”

Gregoria Matorras: “Estamos en una situación crítica, con un edificio a medias y alumnos desperdigamos“. Se dan clases como y dónde puede. Tras la paralización de la obra de ampliación, docentes y alumnos trabajan en aulas improvisadas

La tan esperada obra de ampliación de la institución se anunció con bombos y platillos por el gobierno Provincial. Lamentablemente, la crisis y los recortes que dispuso el gobierno Nacional provocaron la paralización de los trabajos el año pasado. Desde entonces, directivos, docentes y alumnos se acomodan como pueden en distintos espacios, como el salón de APM, la Escuela Nº 1075 y otro local alquilado.

Deberíamos estar pensando en cómo mejorar la clases no en ver si hoy tengo el aula o no la tengo

Guillermo Christen explicó que “la preocupación es la falta de respuesta y la quietud que hay. Uno no tendría inconveniente de ir a dar clases a otro lado si viéramos que la obra está en marcha. El año pasado la obra se abandonó después de la inflación que hubo”.

“Tanto alumnos como profes y todo el personal se tienen que repartir en distintos espacios, con todos los perjuicios que esto genera, no sólo para los actores de la misma escuela sino para otras escuelas porque estamos invadiendo otros espacios”, señaló.

Christen detalló que están dando clases “en un salón dividido con un tabique prefabricado que no tiene acústica, ni está totalmente cerrado. Hace un año que se viene invirtiendo dinero en cosas que no van a ser permanentes. Son grupos de 30 o 40 chicos que se movilizan mañana y tarde lo que genera hasta cuestiones peligrosas”.

“Hay buena predisposición de todos, pero la obra está parada y no parece haber solución. Deberíamos estar pensando en cómo mejorar la clases no en ver si hoy tengo el aula o no la tengo. Es la suma de buenas voluntades.”

“El primer día de clases entramos al aula nueva, se sientan todos y quedan cuatro alumnos parados y otros cuatro o cinco afuera. Es un curso de 41 alumnos, esto también habla de la escasez que tenemos de lugares de escuelas secundarias en toda la ciudad”, contó.

Finalmente aseguró que “estamos en una situación crítica, con un edificio a medias y espacios desperdigamos para dar clases”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *