Una falla en Transener provocó un enorme apagón en Santa Fe y Entre Ríos

Una falla en Transener provocó un gran apagón en Santa Fe. Se cayó uno de los cuatro pilares que sostienen el servicio eléctrico que presta la EPE en toda la bota santafesina. La compañía privada no informó las causas. La demanda era muy inferior al récord de febrero.

Una falla en instalaciones de la empresa Transener SA, que cuenta con el monopolio del transporte de la energía eléctrica en todo el país, produjo el corte que duró más de una hora y media. Al momento de redactar la nota, la sociedad anónima no había brindado ninguna información oficial, y su página web seguía fuera de servicio.

El apagón abarcó una enorme área que va desde la localidad de María Juana en el sur, hasta todo el norte santafesino (salvo General Obligado) y abarcó además, hacia el este, a las ciudades de Santa Fe, Rafaela, Esperanza y Paraná, con secuelas que se extendieron hasta la norteña Tostado, la costera San Javier (también Calchaquí) y las localidades entrerrianas de Oro Verde, a San Benito, a Diamante, Villa Urquiza, a Tezanos Pinto.

Fuego

Una Estación Transformadora de la empresa Transener SA, ubicada en Santo Tomé, de 500 kV (kilovoltios), sufrió un desperfecto cuyas causas aún se desconocen. Dos de sus tres transformadores salieron de servicio al accionarse sus respectivas barras de aisladores, unas protecciones eléctricas que evitan males mayores

La ET Santo Tomé, que forma parte del Sistema Argentino de Interconexión (Sadi), posee tres transformadores. Anoche quedaron dos de ellos fuera de servicio y el tercero (que nunca fue alcanzado por el desperfecto) sirvió para alimentar a una parte de la zona afectada por el apagón.

Es por esa razón que los santafesinos supieron -mientras aguardaban a oscuras- que ya había energía en Esperanza, Rafaela, Paraná o Diamante, antes que en la capital santafesina. Obviamente la demanda y la potencia instalada en esas ciudades es considerablemente inferior.

Vecinos de la ET dijeron que desde la Ruta 19 pudo verse fuego en esas instalaciones inauguradas en la década del 70. De acuerdo con lo que puede verse en las fotografías que circulan desde la madrugada de hoy, se trata de un pequeño foco en una de las barras de aisladores, en la playa de maniobras.

Andar en tres patas

La gravedad del apagón puede graficarse del siguiente modo. La EPE presta un servicio de distribución (no de generación, ni de transporte) y toma la energía de cuatro puntos. Uno de ellos quedó fuera de servicio en sus dos terceras partes. Es como si a un cuadrúpedo le faltara una pata.

Los nodos en los que el sistema nacional transfiere energía a la EPE son: Romang (desde allí se alimenta el departamento General Obligado, además del norte del departamento San Javier), Timbues y Pérez (en el departamento Rosario) donde se encuentra el 60% de la demanda eléctrica santafesina, y Santo Tomé.

400 megavatios

A las 23: 00 horas, la demanda registrada por la Empresa Provincial de la Energía era -pese al calor de la noche y la agobiante jornada- de 1.537 megavatios en toda la provincia. Con el apagón de tres minutos después se derrumbaron unos 400 megavatios (tan sólo en la provincia de Santa Fe), durante la hora y media que duró el corte masivo.

La cifra puede ser comparada con los 2.400 megavatios que se registraron en la EPE, en toda la bota, durante el récord de febrero de este año.

 

Fuente: El Litoral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *