A cinco años del femicidio, la familia de Marcela Chiaro sigue pidiendo Justicia

Marcela desapareció el 13 de febrero de 2012 de su casa ubicada en Inca Garcilaso al 300, en Tucumán. Tenía 38 años y una hija pequeña. Era ingeniera agrónoma y pareja de Luis Corral. Hoy, la familia sigue esperando Justicia por el femicidio de Marcela Chiaro.

Este martes 13 de febrero se cumplió un nuevo aniversario de la desaparición de la agrónoma esperancina. Cinco años después, la familia continúa esperando justicia por el femicidio de Marcela Chiaro, quien desapareció en Tucumán en 2012.

Rosana Chiaro, hermana de Marcela, nos contó cómo se encuentra la causa. “Ya hace cinco años de esta tragedia que tuvo mi familia. Seguimos en la lucha, pero es un día triste”, lamentó.

“Justicia esperamos hace cinco años. Estamos un poquito más cerca ahora porque, gracias a Dios, no le dieron lugar al pedido de nulidad del abogado de Luis Corral, ya pasamos a la instancia probatoria. Estamos un poquito más cerca. No sé si este año o el que viene, pero pronto vamos a tener fecha para el juicio oral”, añadió.

Rosana también señaló que la situación les genera “bronca, porque lamentablemente la Justicia argentina no le da soluciones a las víctimas. Uno ve todos los días que no matan a uno, sino a toda la familia y la Justicia no hace nada. No solo los jueces, las leyes están mal. Tenemos una gran decadencia, no hay respeto a la vida, una persona no vale nada, y para la justicia menos”.

Es difícil porque uno va y reclama no hay respuesta. Se siente que está luchando contra molinos de viento

La hermana de Marcela lamentó que no haya ninguna respuesta para las víctimas de este tipo de hechos. “Uno siente que está luchando contra molinos de viento”, dijo que y agregó que “es feo pasar una situación así porque la persona no vuelve y el otro está trabajando como si nada, tiene novia y todo, es doloroso porque es re injusto”.

Rosana también dijo que aunque es una situación difícil para la familia, la hija de Marcela representa la fuerza que necesitan. “Tenemos una sobrina que sacar adelante, por eso también seguimos. Por ella tenemos que hacer este esfuerzo“, indicó.

Sobre la pequeña, contó que afortunadamente, la nena cuenta con la contención familiar y gracias a ello crece como una niña normal. “Tiene un grupo familiar que la apoya, tiene sus compañeritos. Pregunta de dónde vino, quién era su mamá y esas cosas se las vamos diciendo a medida que van surgiendo las preguntas”.

El caso

Marcela tenía 38 años cuando desapareció el 13 de febrero de 2012 de su casa ubicada en Inca Garcilaso al 300, en Tucumán. Era ingeniera agrónoma y pareja de Luis Corral. Habían tenido una hija que hoy vive en Esperanza bajo la tutela de Rosana.

Luego de la desesperante búsqueda de su familia, el cuerpo de Marcela fue hallado en un cañaveral de Villa de Leales, en Cruz Alta, en junio de 2012.

A Marcela la asesinaron su concubino, el veterinario Corral, y la amante del hombre, Paola Castro. Esa es la versión del fiscal Guillermo Herrera, quien imputó a ambos de homicidio agravado por alevosía. El crimen fue cometido entre el 13 y el 14 de febrero de 2012.

El caso se hizo público a fines de febrero de 2012, cuando las hermanas de Marcela llegaron a Tucumán para buscarla. Rosana y Jaquelina Chiaro recorrieron los medios para denunciar que Marcela había desaparecido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *