Atilra levanta el paro: “Es un alivio no haber tirado leche, hubiera sido una catástrofe”

Fin del paro de Atilra. Los productores tamberos celebran la medida y piden una solución definitiva al conflicto de la empresa Sancor. Aseguran que “hubiera sido una catástrofe tirar la leche”.

El productor tambero de Esperanza, Mauricio Minetti señaló que “por suerte terminó el bloqueo de plantas en todo el país que impedía las industrias reciban la leche y saquen productos. Para los tamberos es un alivio que no se haya tirado leche porque hubiera sido una catástrofe. El productor está entre algodones y si había que tirar leche, así sea un solo día, hubiera sido catastrófico para la economía propia y para la de los pueblos”.

¿Principio o fin del conflicto?

Minetti se refirió al salvataje que instrumentará el gobierno nacional para la empresa Sancor. “No sé si es el principio o el fin de un conflicto porque no sabemos bien los términos en que el gobierno nacional arregló el salvataje de Sancor”.

Y añadió que en la Sociedad Rural “estamos en total desacuerdo en la forma extorsiva con la que se está llevando acabo el conflicto. La verdad es que Sancor es una industria de muchísimos años y tiene tantos años de historia como de conflicto. Tanto con los tamberos como con los gremios. Gobierno tras gobierno se lo ha ido salvando, poniéndole plata y nunca se ha mirado puertas para adentro; nunca se habló de reestructuración”, sentenció.

“Una empresa que puede elaborar o trabajar 7 millones de litros de leche y hoy estaba recibiendo 600 mil litros; o sea el 10 por ciento de lo que puede elaborar y con la misma estructura de hace años, o sea más de 3000 empleados, distintas plantas, un montón de cargos gerenciales y sueldos siderales. Si no hay una estructura de fondo, otra vez va a ser una bayaspirina para Sancor”, aseguró.

El productor, el más perjudicado. Minetti señaló que “el productor es el último eslabón de la cadena, por donde se corta el hilo, así que otra vez fuimos muy perjudicados por este tema. Por un problema de una industria particular pagaba la leche argentina”.

“Hoy no hay leche en el mercado y los productores de Sancor, el 70 por ciento que huyeron despavoridos porque no cobraban, le rebotan los cheques, pudieron ir a otra industria de la zona porque no tenían leche y la captaron. Si hubiera sido un año normal, de no haber venido de dos catástrofes como la que tuvimos, esos productores no sé dónde pudieran haber ido porque las otras industrias hubieran estado colapsadas de leche y no los hubieran tomado”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *